Cábalas en los tiros libres

El tiro libre parece uno de los lanzamientos más fáciles de encestar pero no siempre es así. La presión del público, de tus compañeros y la expectativa de que un tiro libre equivale a un punto seguro, hace de este lanzamiento algo más difícil de lo que se cree.

Guía de: Básquetbol

Ya les hemos comentado antes sobre la técnica para poder lanzar un tiro libre como se debe, aunque cada uno debe adecuar la teoría a la práctica de la forma que más se sienta cómodo. El tiro libre es un lanzamiento especial ya que no hay rivales que te entorpezcan el lanzamiento. Siempre es de la misma distancia lo cual lo hace muy simple de practicar una y otra vez. Pero cuando entras a la cancha, la presión del público, tanto cuando juegas de local y todos se quedan en silencio para que te concentres, o cuando juegas de visita y todo el público comienza a gritar para que te distraigas, hacen de este lanzamiento algo especial.

Muchos jugadores de la NBA tienen diferentes rituales de concentración previos al lanzamiento y hay algunos muy peculiares que dan siempre para reportajes y notas al respecto.

Tiros Libres

Foto: NBA.com

Jason Kidd se limpiaba la mano antes de servir un tiro libre.

Jason Kidd, jugador de Dallas Mavericks, antes de lanzar un tiro libre se limpia la mano derecha con su pantalón, se besa los dedos y lanza el beso mirando hacia el aro. Este ritual hizo que cuando jugaba en New Jersey Nets promediara 81% de efectividad en tiros libres. Este beso comenzó cuando Kidd fue declarado culpable de agresión a su esposa,  pero volvieron a estar juntos. Desde ese momento, no ha parado de lanzarle besos en sus tiros libres.

Otro jugador que lanza besos es Lebron James, de Miami Heat, quien se besa sus muñecas. Un  ritual especial es el que realiza Steve Nash, de Phoenix Suns. Su ritual se divide en 3 partes: primero se chupa la punta de los dedos, continúa ordenándose su pelo (siempre sin peinar) y concluye ensayando sin balón la forma como lanzar un tiro libre. Después de esto recibe el balón y efectúa el lanzamiento.

Gilbert Arenas, del Orlando Magic, tiene una forma peculiar de concentrarse. El toma el balón, se lo pasa 3 veces alrededor de la cintura y después le da bote 3 veces antes de lanzar. Este lanzamiento viene de una modificación a la rutina creada por Richard Hamilton, de Detroit Piston. “Rip” antes de recibir el balón ensaya como lanzará el tiro libre. Después da 2 botes por delante y uno totalmente a su costado derecho antes de lanzar.

Uno de los más peculiares rituales era el del “cartero” Karl Malone, de los Utah Jazz. Cuando se colocaba en la línea de libres, botaba un par de veces y cuando tomaba el balón con ambas manos mientras lo movía, comenzaba a recitar un “rosario” mientras miraba al aro. Muchos jugadores especulaban que, al estar tanto tiempo en Utah, una ciudad marcada por el Mormonismo, Malone rezaba alguna oración de esa religión, pero “el cartero” nunca confirmó lo que efectivamente decía.

Jerry Stackhouse (ex Miami, Washington, Dallas, etc) con el balón en las manos se agachaba tanto que quedaba casi de rodillas en el suelo antes de lanzar. El ex jugador de Los Angeles Lakers, Nick van Exel, se colocaba lo más lejos de la línea de tiros libres por lo que casi era un lanzamiento de 3 puntos. Él decía que se sentía mucho más cómodo lanzando de esa distancia. El jugador de Los Angeles Clippers, Mo Williams, se asegura de que siempre su mano derecha esté tocando la marca Spalding que tiene el balón.

Tiros Libres

Foto: NBA.com

Jeff Hornacek tenía la particular maña de enviar un mensaje antes de realizar su tiro libre.

Steve Francis (ex Houston Rockets) le dedicaba los tiros libres a su madre fallecida, tocándose el tatuaje de su brazo derecho que dice “In Memory”. Otro jugador que enviaba un mensaje era el alero de los Utah Jazz, Jeff Hornacek. Antes de lanzar y con el balón en la mano, se frotaba la mejilla derecha con su mano varias veces. Este gesto iba dirigido a sus hijos que se lo pidieron. El ex base de Indiana Pacers, Mark Jackson, con el balón en la mano apuntaba al aro con el pulgar de su mano derecha, como para generar una mira y apuntar a su blanco.

La lista continúa y son muchos los significados que cada uno de los jugadores le da estos rituales en los tiros libres, pero siempre se busca un estado de comodidad y relajación para poder encestar en la canasta, sobre todo en instancias importantes del partido.

Les dejamos un pequeño video donde se resumen varios de estos rituales.

Más sobre Básquetbol

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X