Inicio » Belleza »

Bella entrenadora muestra cómo manipulaba sus fotos para disimular que estaba demacrada

Anna Rhodes se sometía a dietas extremas para estar delgada, pero decidió contarle a sus seguidores el engaño detrás de las fotos en las que lucía radiante.

Guía de: Belleza

No es novedad que las fotos tienen mucho de retoque y maquillaje, y poco de natural. Esto se ve en las publicidades y revistas, pero también en Instagram, la red social que presume de una espontaneidad de la que en general carece.

Este culto a la imagen, sin embargo, también ha encontrado a sus rebeldes. No son pocas las influencers que deciden mostrar un poco de realidad, prescindiendo de filtros e incluso desenmascarando esta idea falsa de perfección. A este grupo se ha sumado Anna Rhodes, una entrenadora y ex-fisiculturista británica que ha mostrado los alcances de la manipulación digital.

anna-rhodes-antes-despues-2

https://www.instagram.com/annarhodesfitness

Rhodes compartió un posteo en Instagram con dos fotos viejas, en el que confesó que un comentario de una seguidora la hizo sentir incómoda. “Quiero lucir tan esbelta como tu lucías en esa sesión de fotos como entrenadora”, fue el mensaje que la llevó a hacer una inesperada revelación.

“Esto que me dijeron no me hizo sentir del todo cómoda, de hecho me hizo sentir un poco culpable. Esas fotos están iluminadas por un profesional, tienen bronceado artificial, toneladas de maquillaje, una buena pose y un físico que luce así debido a dietas extremas”, comenzó escribiendo la personal trainer.

Lee también: Bella bloguera muestra la mentira de los cuerpos perfectos y las vidas falsas de Instagram

“Pero estas fotos no representan cómo REALMENTE lucía en la vida real teniendo tan poca grasa corporal… en verdad me veía demacrada y agotada. Pesaba 44 kilos y enloquecía si llegaba a los 45. Hoy peso 58 kilos, para que se den una idea.”

Esta es la imagen compartida por Anna Rhodes que muestra la brutal diferencia entre una foto profesional y una de la vida real:

anna-rhodes-antes-despues

En la sesión de fotos y en la vida real / https://www.instagram.com/annarhodesfitness

“Viendo hoy cómo lucía entonces, apenas puedo reconocerme. Tenía una entrenadora que me decía que ‘mis piernas no eran lo suficientemente esbeltas’ y me obsesioné con la idea de que tenía piernas grandes. Básicamente era un trastorno alimenticio disfrazado de ‘fitness’ y no temo admitirlo”, agregó Rhodes.

La publicación recibió numerosos comentarios positivos, la mayoría agradeciendo su sinceridad. Hoy, Anna Rhodes sigue trabajando como personal trainer pero llevando un estilo de vida saludable y alejado de los extremos. Desde Instagram, inspira a sus seguidores a entrenar y llevar una alimentación saludable.

anna-rhodes-antes-despues-1

Anna Rhodes en la actualidad / https://www.instagram.com/annarhodesfitness

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios