Inicio » Ciclismo Urbano » Equipo

Cicletada del primer martes: ¿Existe una guerra entre ciclistas y automovilistas?

Algunos se han esforzado en crear una falsa polémica y rivalidad.

Los “ciclistas” así como los “automovilistas” no existen. No son un movimiento con postulados y no abogan por causas políticas, no son una “moda” y los más importante no son una tribu urbana como a muchos pasquines amarillistas les gusta llamar. Son simplemente ciudadanos que escogen entre uno u otro medio de transporte y a pesar de que algunos sí militen en causas de algún tipo, eso no los hace el 100% del universo de ciudadanos en bici, los hace simplemente ser un ciudadano con gustos diferentes y punto.

Es necesaria esta explicación debido a lo mal tratada que fue en las noticias la tradicional cicletada del primer martes de cada mes, la cual se viene desarrollando desde mediados del 95 y recién ahora se hace famosa debido a un malintencionado tratamiento de la información por parte de un periódico, la cual fue creciendo como bola de nieve solo para rellenar espacio en las hojas que poco o nada aportan a la opinión pública.

cicletada martes

Historia  

Esta cicletada nace en la primavera del 95 debido al descontento de personas que se movilizaban en bicicleta, pero se sentían pasadas a llevar por los que se movilizaban en automóvil, desconociendo un punto fundamental de la ley de tránsito “la calle es de los vehículos” y la bicicleta cae en esa categoría. También estaban convencidos de que en un país tan arribista como el nuestro había que intentar convencer a la gente de mayores recursos, de que se subieran a sus bicis con tal de dejar sus autos en casa. Existía el convencimiento de que así la gente común y corriente los intentaría imitar. De esa manera surge la idea de salir a pedalear juntos un martes en la noche solo para llamar la atención y hacer notar que había personas que gustaban de transportarse en bicicleta y que merecían el mismo respeto en las calles que un automóvil.

Trasfondo

En la actualidad esta cicletada tiene como motivo juntarse a una hora prudente (20:30) para no causar el reclamo de los auto-movilizados y recorrer distintas calles de la ciudad solo para hacerse visibles y que, de una vez por todas, se les respete su espacio en la ciudad y no les sigan ofreciendo solo obras mediocres como ciclovías mal o nada planificadas. Lo curioso es tener que exigir que se cumpla algo que por ley ya es.

Y si casi todos anduviesen en automóvil ¿Se imaginan qué pasaría si lo hicieran a la misma hora, entorpeciendo el servicio de buses públicos, sin siquiera compartir su auto con otras personas?…..No es necesario que se lo imaginen. Eso ya sucede y todos los días, se llama TACO y si hay gente moviéndose en las calles en bicicleta es precisamente para no formar mas parte de ese atochamiento, del cual absurdamente culpan a los “ciclistas”.

¿Y qué pasaría si el día de mañana a los ciudadanos que se mueven en transporte público se les ocurre organizarse y presentan una demanda contra los que se mueven en automóvil por entorpecer el paso expedito de los buses, haciendo de su viaje un sufrimiento casi diario?

La ciudad debe ser democrática y, como tal, cada uno elige cómo moverse y el otro debe respetar eso. Por último, le comento que en Japón está prohibido circular en automóvil en el centro de la ciudad, si no se va a su máxima capacidad. ¿Qué tal en chile, se animan?

Más sobre Ciclismo Urbano

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X