Inicio » Ciclismo Urbano » Equipo

Cicletadas políticas: Cómo sacar provecho y que no nos usen

Analicemos bien por quien se vota y preguntémosle por su visión personal acerca de las 2 ruedas. Si realmente le importa este vehículo tengan por seguro que tendrá una opinión bastante completa.

En el artículo anterior vimos lo peligroso de la propaganda política en nuestra ciudad y cómo defendernos de ella. Siguiendo en este mismo tópico, esta vez analizó la nueva estrategia de acercarse a la ciudadanía que tienen los candidatos políticos a cargos públicos: Las Cicletadas Electorales

“Ven y participa en esta gran cicletada familiar por la vida”,“Cicletada familiar por el cambio” , “cicletada juvenil pro xxxxx” son algunas de las consignas que se ven desde la elección pasada y que acaban de resucitar para esta elecciones.

Es importante reflexionar sobre las intenciones de estas cicletadas y el uso que se les da. Todos los candidatos que apelan a este recurso entienden la llegada a las personas de algo tan noble como una bicicleta y la importancia de realizar juntas de ciclistas masivas en sus campañas electorales.

Cicletadas políticas

Foto: Héctor Flores

Esta imagen de archivo muestra a Pablo Zalaquett el año 2008, recorriendo Santiago durante su primera campaña por esa alcaldía.

Es esta misma “importancia” la que olvidan fácilmente al ganar la elección, por lo que cabe preguntarse: ¿si fueron capaces de apelar a un recurso tan en boga como la bicicleta, organizando una cicletada en su etapa de candidatura, como es que una vez electos no hacen nada por mejorar las condiciones comunales para la bicicleta? De la anterior pregunta se desprende esta otra ¿por qué no exigirle ya electo como alcalde, un plan comunal completo para incluir a la bicicleta en el municipio?

Del dicho al hecho

Cuando un candidato a un cargo público (alcalde, concejal, diputado, senador, presidente) utiliza a la bicicleta como medio de propaganda, es porque reconoce la importancia de este vehículo en el subconsciente ciudadano. A nadie le queda duda de los beneficios que traen las 2 ruedas a las personas (mejoras en la movilidad urbana, mejor estado físico, mejor estado mental, espacios menos congestionados, etc.)…o eso es lo que pensamos.

El punto de vista que cada candidato tiene con respecto a la bicicleta es el que hay que observa o preguntar en la etapa previa a ser electo. Si el político ve a la bicicleta solo como un medio  para lograr un buen estado físico o la ve como un bien equiparable a un juguete y ocupado en su mayoría por niños o adolescentes, quiere decir que este candidato tiene una mirada bastante sesgada o equivocada de lo que significa una bicicleta y, al momento de planificar su período de 4 años, no hará nada de importancia urbana con respecto a la bici.

Analizar bien por quién se vota

En estas próximas elecciones ya he visto anunciadas cicletadas por algún candidato nuevo o algún alcalde que quiere reelección en al menos 5 comunas (Providencia, La Reina, Independencia, La Florida, Maipú) y dudo que en los otros municipios del país no sea igual, así es que aprovechemos estas instancias e investiguemos bien a nuestro candidatos para ver si estas cicletadas son solo otro medio de propaganda o bien son parte importante de su propuesta para nuestra comuna.

Analicemos bien por quien se vota y preguntémosle por su visión personal acerca de las 2 ruedas. Si realmente le importa este vehículo tengan por seguro que tendrá una opinión bastante completa de la bicicleta desde el punto de vista urbano y social, o en el mejor de los casos, un plan comunal donde este vehículo esté incluido en un lugar importante. Si solo tiene buenas palabras, pero ninguna idea clara es solo otro oportunista político.

Más sobre Ciclismo Urbano

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X