Inicio » Ciclismo Urbano » Equipo

Ciclo-vía La Serena-Coquimbo: ¿Por qué no seguir el ejemplo?

Esta ciclo-vía de 10 kilómetros de longitud posee la cualidad de estar totalmente desligada del acontecer urbano, sin salir de la ciudad.

La Serena y Coquimbo están unidas por la Ruta 5, carretera que a su vez conecta estas ciudades con el norte y el sur del país, pero además de esta conexión para “vehículos motorizados”, también cuentan con una ciclo-vía paralela a la conocida Avenida del Mar, la cual une ambas ciudades en un tiempo de pedaleo inferior a 30 minutos. No sé de otra ruta similar en el país, que una 2 ciudades a distancias relativamente cercanas, de forma tan segura y expedita, además de aprovechar al máximo los atributos del paisaje donde se emplaza, convirtiéndola en un paseo más que recomendable donde ir a pedalear sin ningún motivo más que las simples ganas de andar en bici.

Esta ciclo-vía de 10 kilómetros de longitud posee la cualidad de estar totalmente desligada del acontecer urbano, sin salir de la ciudad. Se encuentra emplazada a lo largo de todo el borde costero el cual al estar medianamente lejano de los respectivos centros urbanos, la hace casi siempre tranquila y sin nadie que estorbe su libre transitar. Otro de sus atributos es que es ANCHA (sí, bien destacado para que comprendan su importancia) y uno no se debe preocupar por transitar lento por respeto a los otros ciclistas y solo debe circular y disfrutar del recorrido.

Ciclo Vía La Serena Coquimbo

Imagen: Fernando Andunce

Imagen de la ciclo-vía entre La Serena y Coquimbo.

Pero esta ciclo-vía no es perfecta, de hecho existe un tramo entre la Avenida 4 Esquinas y la playa La Barca, donde simplemente desaparece, debiéndose circular por la vereda o la calle, además que en el lado correspondiente a la comuna de La Serena posee varias partes en mal estado. También a veces no faltan los peatones que transitan por ella como vereda, pero al tener buena visibilidad (ningún obstáculo que entorpezca nuestra visual), estos no son un problema tomándonos muy calmadamente su caminar indebido y llamando su atención de forma muy anticipada evitando así accidentes.

Situación aparte es la vivida en verano entre Enero y Febrero, donde los veraneantes con costumbres muy “capitalinas” transforman este lugar en un boulevard del automóvil estacionado, cruzándose siempre unos con otros y entorpeciendo la calidad urbana de este sector para los ciclistas (ocupan la ciclo-vía de paseo peatonal informal) y lo más absurdo, para ellos mismos.

Lo más destacable

A pesar de los defectos de esta ruta, lo importante y más rescatable que tiene desde un punto de vista urbano, es que une 2 ciudades de forma rápida, directa y casi segura para el ciclista lo que la convierte en un ejemplo a seguir. Es bien cierto que no todas las ciudades poseen las mismas condiciones geográficas que estas 2 urbes, pero en casos medianamente similares como por ejemplo Valparaíso y Viña del mar donde sus centro urbanos se encuentran relativamente cercanos entre sí, la ciclo-vía costera no es tan expedita como uno quisiera y a veces se debe transitar al lado del tráfico de la carretera que poseen estas ciudades.

También esta ciclo-vía nos demuestra, entre otras cosas, que cuando 2 municipios planifican algo en conjunto, los resultados son mucho mejores que haciéndolo por separado. No son 2 ciclo-vías independientes de 5 kms; es una sola vía, que a pesar de estar cortada en un pequeño tramo, se siente como una gran ciclo-vía de 10 kms. y une lugares de importancia, o sea es ÚTIL.

Por último, destaco lo ventajoso que es tener una ruta que corra independiente a las partes más densificadas de las ciudades y por sobre todo de los automóviles, convirtiéndola casi en nuestra primera Ciclo-Pista nacional. Eso sí, para que esto se vuelva una pista de nivel, deberían corregir las fallas ya descritas, además de mejorar su conectividad con el centro urbano de Coquimbo y concretar promesas de obras viales para ciclistas, como el proyecto de red de ciclo-vías para unir el borde costero con la zona Típica de La Serena.

Lo importante es que los habitantes de estas 2 ciudades aprovechen al máximo esta ruta, porque hasta el día de hoy no es tan transitada como se podría y solo la ocupan algunos estudiantes para ir a su respectivo centro de educación y una buena forma de lograrlo es mejorándole las condiciones a esta ciclo-vía y generándole incentivos a los que transitan en ella como por ejemplo estacionamientos para bicicletas, gratuitos y seguros, en los respectivos centros urbanos.

Más sobre Ciclismo Urbano

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X