Inicio » Ciencia »

La Gran Pirámide de Egipto puede almacenar energía electromagnética, según científicos

Equipo de expertos rusos estudió la respuesta de esta emblemática estructura de piedra caliza a las ondas de radio.

Guía de: Ciencia

Quizás, la obra humana más asombrosa de todos los tiempos es la Gran Pirámide de Guiza (Egipto), no solo por su gran envergadura (136 metros de altura y 230 metros de largo en sus bases), sino también por cumplir con una serie de sorprendentes datos que hacen que su construcción sea considerada, hasta el día de hoy, como una de las grandes maravillas del mundo (ver nota acá).

Sin embargo, hace algunos días se ha dado a conocer una nueva y misteriosa característica: Según un equipo de expertos rusos, la también llamada “Pirámide de Keops”, bajo condiciones de resonancia, es capaz de concentrar energía electromagnética en sus cámaras internas y en su base.

Gran Pirámide de Egipto

Los científicos, quienes publicaron su investigación en la revista “Journal of Applied Physics”, explicaron que aplicaron métodos de física teórica para conocer más sobre la respuesta electromagnética de la Pirámide a las ondas de radio

“Se muestra que básicamente la Pirámide dispersa las ondas electromagnéticas y las enfoca hacia una región”, detalló en un comunicado Andrey Evlyukhin, supervisor científico y coordinador del estudio.

Propósito de la investigación

La doctora Polina Kapitanova, de la Universidad ITMO de San Petersburgo (Rusia), aseguró que la idea del estudio es aplicar estos resultados teóricos para el futuro diseño de nanopartículas capaces de reproducir efectos similares en el rango óptico.

“Escogiendo un material con propiedades electromagnéticas adecuadas, podemos obtener nanopartículas piramidales con potencial para aplicaciones prácticas en nanosensores y células solares altamente efectivas”, destacó. Es decir, a partir de esta investigación los científicos podrían desarrollar dispositivos para controlar la luz a pequeña escala.

“Las pirámides egipcias siempre han atraído una gran atención. Nosotros, como científicos, también estábamos interesados en ellas, así que decidimos mirar a la Gran Pirámide como una partícula que disipaba las ondas de radio resonantemente”, indicó Andrey Evlyukhin, supervisor científico y coordinador de la investigación.

Suposiciones que resultaron ser ciertas

Los físicos reconocieron que para realizar su estudio dieron como ciertas algunas suposiciones que tenían respecto a la Gran Pirámide.

“Por ejemplo, asumimos que no hay cavidades desconocidas en el interior, y el material de construcción con las propiedades de una piedra caliza común se distribuye uniformemente dentro y fuera de la pirámide”, explicó Evlyukhin.

“Con estas suposiciones realizadas, obtuvimos resultados interesantes que puede encontrar aplicaciones prácticas importantes”, aseguró.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios