Inicio » Cine »

El conflictivo rodaje de “Bajos Instintos”: Desnudos, reproches y el cruce de piernas más famoso del cine

"Bajos Instintos" se estrenó en 1992 y fue un éxito, pero el rodaje no fue nada fácil para Sharon Stone.

Guía de: Cine

Sharon Stone se convirtió en un símbolo sexual de los ’90 tras el estreno de “Bajos instintos” (1992), gracias al cruce de piernas más famoso de la historia. Unos segundos bastaron para hacer de esta escena una de las más vistas -y pausadas- de la historia del cine.

sharon stone bajos instintos

Sharon Stone durante la famosa escena del interrogatorio de “Bajos instintos” (1992)

Pero como en otras películas de alto contenido erótico, el rodaje de “Bajos instintos” y sobre todo de la escena del interrogatorio, no estuvo libre de conflictos, tensiones y malos entendidos.

La llegada de Sharon Stone al papel de la escritora Catherine Tramell no fue sencillo. Otras actrices que ya se habían ganado un lugar en Hollywood rechazaron el rol. Julia Roberts, Meg Ryan, Demi Moore y Michelle Pfeiffer le dijeron que no al director Paul Verhoeven, quien estaba decidido a ofrecer un film de alto contenido sexual.

Kim Basinger, que venía de filmar “9 semanas y media” (1986), tampoco quiso quedar encasillada en roles eróticos. Stone, en cambio, tenía 34 años y todavía no había tenido su gran oportunidad. Tras la audición, el rol de Catherine Tramell fue suyo.

“Bajos instintos” tenía a su actriz y Michael Douglas había sido confirmado como el protagonista masculino. Pero no solo eso: el guionista Joe Eszterhas se había embolsado 3 millones de dólares por escribir la historia, el máximo salario que un guionista haya ganado alguna vez en Hollywood.

bajos instintos michael douglas sharon stone

Michael Douglas y Sharon Stone en “Bajos Instintos”

Sin embargo, el guión escrito por Eszterhas no incluía el famoso cruce de piernas, sino que la toma fue un aporte del director, quien al momento del interrogatorio, le pidió a Sharon Stone que se quite la ropa interior, explicando que el blanco podía generar un reflejo indeseado.

Ella se quitó el calzón y lo puso en el bolsillo de la camisa del director. Y se rodó la escena. Durante varias horas, se filmó el interrogatorio en el que cinco hombres intentan sacarle la verdad a Catherine Tramell. Verhoeven le mostró el resultado a la actriz y ella quedó conforme.

El conflicto vino después. Cuando vio el primer corte de la película en la pantalla grande, se dio cuenta hasta qué punto había quedado expuesta. Encaró al director y le dio una cachetada. Más tarde, Stone declararía que lo que vio en el set era una imagen oscuro en un monitor pequeño y no supo que se vería tanto.

“Si te quitas la ropa interior y la cámara te apunta ahí, ¿qué piensas que se va a ver después en pantalla?”, le contestó el director. La actriz hizo todo lo que pudo para que los directivos del estudio quitaran la escena, pero no tuvo éxito. Presagiaba el fin de su carrera, sin saber que era justo lo contrario.

 

Aunque este es el momento más recordado de “Bajos instintos”, el resto de las escenas sexuales y violentas no quedaron ajenas a la polémica. Se dice que la relación de Stone y Douglas no fue la mejor y que él quería a Kim Basinger en el papel.

Según explicó el director al momento del estreno a Los Angeles Times, en una escena la actriz debió “estar desnuda arriba de un tipo que no conocía y apuñalarlo con una pinza de hielo para que se viera realista y le chorreamos sangre sobre el busto, lo que no es para nada divertido”.

Esta no fue la única vez que la actriz padeció en un rodaje: La escandalosa verdad detrás de la escena de sexo de Sharon Stone y Sylvester Stallone en “El especialista”

Stone reveló que estas escenas la hacían desvanecerse: “Mi mejor amiga, Mimi, siempre me acompañaba cuando tenía que hacer las partes más aterradoras, se ponía a mi lado y me decía chistes. Yo estaba respirando con un tubo de oxígeno y me reía.”

El rodaje de las escenas sexuales llevó cinco días y los protagonistas pasaron la mayor parte del tiempo completamente desnudos. Ella incluso se negó a usar los adhesivos que suelen cubrir las partes íntima, porque le parecían dolorosos.

“El equipo de filmación me llegó a conocer más profundamente que mi ginecólogo”, declaró más tarde la protagonista.

“Bajos instintos” fue un éxito de taquilla, si bien la crítica no fue muy benévola al momento del estreno. Años más tarde sería reivindicada no solo por lo audaz de sus escenas sino por el contenido de la trama. Sharon Stone sería, desde entonces, el máximo símbolo sexual de los ’90.

Lee también: El tormentoso rodaje de “9 semanas y media”: Así se filmaron las escenas de sexo de Kim Basinger y Mickey Rourke

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X