8 buenas razones para hacer pequeños cambios en la rutina

¿Quieres potenciar tu felicidad? ¡Te damos ocho buenas razones para hacer pequeños cambios en la rutina!

Guía de: Coaching

8 buenas razones para hacer pequeños cambios en la rutina

La rutina habitual se transforma por medio de la integración de pequeños cambios que producen efectos positivos. En el Canal de Coaching de Guioteca te invitamos a buscar pequeñas novedades de lunes a domingo. Descubre ocho buenos motivos para crear nuevas posibilidades en el calendario:

1. Desarrolla habilidades para gestionar y afrontar circunstancias externas que se producen de manera inesperada. Es decir, cuando te familiarizas con la experiencia del cambio, adquieres nuevos recursos para salir de tu zona de confort.

2. Redescubre el lunes, el jueves o el sábado desde otro ángulo. La perspectiva de la rutina se amplía cuando añades un pequeño cambio en la programación del día. Y este hecho influye en tu forma de vivir la jornada. La novedad capta tu atención y tu curiosidad.

3. Impulsa pequeños cambios para dar forma a una rutina que se adapta a tus necesidades. No adoptes un rol reactivo en la forma de programar tu tiempo. Es decir, gestiona tus horarios desde la presencia consciente.

4. Más allá de su apariencia, los pequeños cambios alimentan la transformación interior. Así ocurre cuando ese primer cambio está acompañado por otras acciones que elevan el desarrollo personal.

5. Fomentar la creatividad. Ante una rutina excesivamente rígida puede ocurrir que, en algunos momentos, actúes de forma automática por el efecto que produce la inercia de la costumbre. Los pequeños cambios, por el contrario, son una expresión de creatividad y de libertad interior.

6. Comprométete con tu presente para conocer qué hay más allá de la rutina habitual. Es decir, existen muchas preguntas que ponen el foco en objetivos, sueños y deseos personales. Los cambios te permiten experimentar y aprender a partir de nuevas vivencias.

7. Alimenta la ilusión en la rutina cotidiana por medio del factor sorpresa que rompe con la sensación de monotonía en el plano personal o profesional. Disfruta del cambio desde una perspectiva holística. Es decir, desde su planificación hasta su materialización y su recuerdo posterior.

8. Improvisación. Algunos pequeños cambios son el resultado de la planificación como hemos comentado en el apartado número 7. Otras novedades, por el contrario, surgen de forma improvisada. En consecuencia, alimentan la espontaneidad.

Más sobre Coaching

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios