Inicio » Colo Colo » Equipo

Colo Colo, las razones del mal momento de Cagna

El partido de Colo Colo frente a Audax Italiano dejó de manifiesto que sigue empeorando el nivel del cuadro albo, demostrado incluso en que se perdió la punta de la tabla de posiciones.

Entre la lluvia y el frío, el pitazo final del juez Jorge Osorio determinó que el partido jugado en el Estadio Monumental, el pasado domingo 12 de septiembre, terminara con el triste Colo Colo 1 – Audax Italiano 3.

No es sólo el problema de una derrota. Se trata de haber perdido el liderazgo del torneo (ahora, se está debajo de la UC y de la U), de empezar a perder la confianza de la gente y de sembrar dudas sobre el futuro deportivo.

Y para eso, como decía Jack el Destripador, vale la pena ir por partes de lo sucedido el domingo en Macul.

Colo Colo

Foto: El Mercurio

Las risas ya no existen en las caras del plantel albo, que no logra encontrar el camino para salir del difícil momento que vive.

1) Cada día Colo Colo ataca menos: El esquema de Diego Cagna partió con la promesa que sería más ofensivo que el abúlico juego del sólido, pero fome, equipo dirigido por Hugo Tocalli. Al principio, parecía que el cambio había sido bueno. Pero vinieron los cambios de esquema, se empezó a jugar con un solo delantero y ahora, en cada partido que pasa, Colo Colo se crea menos oportunidades que en el lance anterior. Cada día hay menos juego hilvanado, los laterales muestran juego errático (José Pedro Fuenzalida partió excelente este año, pero se fue quedando con el paso de los partidos) y el arco rival ya no tiembla ante el Cacique. Dado que Colo Colo es un equipo que históricamente ataca y va al frente, pecado mortal (como diría Chyarly García).

2) ¿A qué jugó Colo Colo el domingo? La pregunta sin respuesta. Sin ideas, con Wilchez dando vueltas sin sentido en el campo de juego (aportando eso sí el pase para el gol de Rodrigo Millar, el único que mostró un buen nivel de juego), un Macnelly Torres opaco y poco juego por las bandas, cuando se necesitaba calma e incluso tras ir ganando, el Cacique empezó a jugar a nada, tirando pelotas hacia adelante sin ninguna idea de juego. Eso está bien para un partido amateur, no para el actual campeón de Chile.

3)    Y más encima, a los centros: No había ideas, no había fútbol. Y eso que en teoría se tenía un esquema más ofensivo, al partir desde el inicio con dos delanteros teóricos: Cristián Canío y Esteban Paredes, dos hombres de buena técnica. ¿Qué hizo Colo Colo? Jugar a los centros para que la defensa de Audax se diera un festín anticipando a dos delanteros que miden 1,76 m. OK, puede ser culpa de la lluvia y del estado del campo de juego, pero al final la tarea se le hizo más fácil a la visita y los atacantes albos recibieron tarde, mal y nunca el balón en los pies, donde más podían sacar ventajas. Además: ¿son Canío y/o Paredes verdaderos hombres de área? Mmm…

Colo Colo

Foto: El Mercurio

Los jugadores itálicos se dieron un festín con la defensa alba.

4) Mal sistema defensivo: En el arco, un Francisco Prieto que volvía tras una larga lesión y receso. ¿Era un partido con lluvia el mejor momento para ver su rendimiento? (Se me viene a la cabeza el rebote que dio para el gol de Boris Rieloff, el 2-1). En la zaga, Miguel Riffo y Jorge Carrasco, hombres que han tenido poco ritmo competitivo este año, fueron superados constantemente por la velocidad de algunos jugadores audinos, siendo el penal de Carrasco a Olivi y su posterior expulsión una postal de aquello. Y para colmo, de lateral izquierdo se puso a Matías Quiroga, de buena técnica y rápido, pero que no tiene marca férrea, justo cuando al frente tenía al que es hoy por hoy el mejor y más peligroso lateral derecho del fútbol nacional, el ya mencionado Rieloff. El festín que se dio el chascón de verde era algo anunciado con letras de liquidación.

5) Y seguimos sin base sólida: En una columna anterior, dijimos que el cuadro albo no tenía base. El domingo, Colo Colo pasó de equipo de fútbol a invertebrado: uno no le veía la columna central en ningún momento.

Ojalá estas cuestiones sean vistas por el técnico, Diego Cagna, porque el único camino para salir de esto es ir corrigiendo y que el plantel se haga más unido que nunca. Pero Cagna, que no habló el domingo, sí lo hizo el lunes y centralizó sus críticas en Macnelly Torres (que viene bajo, pero también que no se ha entendido con Lucas Wilchez que cambió el esquema). Extraño, ya que Cagna que fue gran jugador y líder de un camarín como el de Boca Juniors debería saber algo: empezar a echarle la culpa a los jugadores es el camino más corto para salir por la puerta de atrás y para llevar a un equipo al desfiladero deportivo.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X