Inicio » Cómics » Equipo

The Boys: Garth Ennis contra los superhéroes

El gran guionista irlandés Garth Ennis ama la violencia, el humor negro, la irreverencia y la herejía, y de pasadita, odia a los supertipos. Te invitamos a conocer The Boys, el anticómic de superhéroes.
Portada The Boys Nº1

Foto: dynamiteentertainment.com

Portada The Boys Nº1

Como ya les contamos en un artículo anterior, Garth Ennis ya había hecho lo suyo en la siempre prominente editorial DC escribiendo Preacher, una serie que, de no haber sido un éxito de ventas, los editores aún se estarían arrepintiendo de haberla publicado, debido a sus altas dosis de violencia, humor, sexo, y blasfemia.

Así que cuando el escritor presentó su nuevo proyecto llamado The Boys, los mandamases de DC tuvieron sus aprensiones y luego de seis números bajo la filial Wildstorm, la serie fue cancelada y la editorial cedió todos los derechos a Ennis y a su socio, el dibujante Darrick Robertson, conocido por su trabajo en la serie Transmetropolitan, de la línea Vértigo.

Con el proyecto apenas empezando, los autores se fueron a la independiente editorial Dynamite, quienes los recibieron con los brazos abiertos, y la serie ha continuado sin sobresaltos hasta el actual número 54.

Pero ¿por qué echar a Ennis de DC, siendo que había logrado un monumental éxito de ventas con Preacher? La explicación se encuentra en el odio que Ennis profesa a los superhéroes y que destila en cada viñeta de esta serie. Y es que una pregunta ronda siempre al leer las páginas de The Boys: si el poder corrompe ¿qué demonios pasa con los superpoderes? Una vez que han leído la serie, ni Batman, ni Superman, ni Shazam ni cualquier tipo vestido con una capa y unos calzoncillos sobre los pantalones pueden ser vistos de la misma forma, y es que los superhéroes son retratados de una forma muy humana, con ambiciones, vicios, corrupción, y la mantención de muchas, muchas apariencias.

Así, a los “supes” les da lo mismo si, por ejemplo, tu polola termina aplastada contra una muralla porque tuvo la mala fortuna de estar en medio de una persecución de dos tipos que atraviesan el océano corriendo a gran velocidad, tal como ocurre con uno de los protagonistas. Y les da lo mismo porque tras ellos hay una gran corporación llamada Vought American, un símil de Halliburton (sí, la misma que arma al ejército gringo), que saca toneladas de dólares en publicidad con la imagen de los supertipos, y pueden hacerlo debido a que todos obtienen sus poderes por un compuesto químico producido por la compañía en cuestión.

Por ello es que la CIA da carta blanca a un grupo de agentes cuyo trabajo es mantener a raya a los héroes y, eventualmente, sacarlos de circulación. Ellos son The Boys: Billy Butcher, el líder del grupo, descrito por la misma CIA como “el hombre más peligroso conocido por la agencia”; Mother’s Milk, un gigantón que obtiene sus poderes de la leche materna; The French, un tipo poético y sádico a partes iguales; y The Female, una mujer silenciosa cuyo poder consiste en eviscerar explosivamente. A ellos se une Wee Hughie, un tipo que es igualito a Simon Pegg, el protagonista de la película “Shaun of the dead”, definida como una comedia romántica con zombies.

Foto: dynamiteentertainment.com

Wee Hughie y Simon Pegg ¿Alguna diferencia?

El principal objetivo de The Boys, como no podía ser de otra forma, es el más grande grupo de superhéroes que el mundo ha conocido: The Seven, una bastarda versión de la Liga de la Justicia. En los primeros números asistimos a la particular bienvenida que le da el grupo a su más nuevo integrante, una chica llamada Starlight. Allí, The Homelander, A-Train y Black Noir, versiones arrogantes, pretenciosas y malhumoradas de Superman, Flash y, posiblemente, Red Tornado, obligan a la virginal superheroína a una sesión de sexo oral forzado como última prueba para ingresar al grupo. Por supuesto, también hay una versión descerebrada de Green Lantern (un revivido The Lamplighter), una alcoholizada Wonder Woman llamada Queen Maeve, un inepto Martian Manhunter conocido como Jack from Jupiter y un Aquaman con escafandra y de raza negra, conocido como The Deep. Además, The Boys se enfrentan a otros grupos peligrosamente similares a los X-Men, a los Teen Titans, la Legión e incluso a una versión tecnologizada y sodomítica de Batman. Todo esto fue más que suficiente para que DC les diera el sobre azul.

Hay algunos rumores en internet acerca de la probable realización de una película a cargo del director Adam McKay, quien ya habría contactado a Russell Crowe para que interprete a Billy Butcher (¡excelente!). Sólo queda esperar que la película se lleve a cabo porque, creánme, los superhéroes no volverán a ser lo que conocíamos.

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X