Codex Gigas: La “Biblia del Diablo” que es conocida como el manuscrito más gigante del planeta

Sería un manuscrito medieval nacido a raíz de un pacto con el maligno, y ese sería el motivo de que sea popularmente llamado la “Biblia del Diablo”.

Guía de: Curiosidades

Sin duda alguna, estamos hablando de uno de los manuscritos más peculiares que jamás se hayan conocido. El Codex Gigas, o “Biblia del Diablo”, como también se le conoce, se ha hecho tremendamente popular a raíz de su gigantesco tamaño, pero además por una distintiva representación del Diablo.

codex1

Según consigna Ancient Origins, se dice que fue menester emplear más de 160 pieles de animales para elaborar este titánico manuscrito, que debería ser levantado por al menos dos personas, para poder alzar sus 91 centímetros de alto, 50,5 de ancho y 22,86 de grosor, equivalentes a 74,8 kilogramos.

En base al reporte del mismo medio, la leyenda dice que el Codex Gigas sería un manuscrito medieval nacido a raíz de un pacto con el maligno, y ese sería el motivo de que sea popularmente llamado la “Biblia del Diablo”.

Su redacción en latín se remontaría al siglo XIII d.C., y pese a que su origen no es preciso más allá de la leyenda, existe una nota en el manuscrito que relata que el monasterio de Sedlec habría sido su dueño original en 1295.

Según consigna Ancient Origins, esta “Biblia del Diablo”, sería de la autoría de Herman el Recluso, un monje condenado a muerte, que sería enterrado vivo por romper con sus votos monásticos. Sin embargo, se aferró a la última esperanza de ofrecerse a crear un libro repleto de conocimientos del mundo con tal de seguir viviendo, y para su fortuna, este ofrecimiento fue aceptado, aunque con una terrible condición: solo sería libre si completaba el manuscrito en una noche.

Codex2

Sin embargo, el monje estaba consciente de que no existía forma de completar magna tarea en tan poco tiempo, y de hecho, según National Geographic habría tomado al menos cinco años completos laburando de día y de noche para ejecutar este encargo, por lo que, según los relatos, habría recurrido al mismísimo demonio, forjando un pacto que le permitió terminar el manuscrito en el tiempo señalado, y que sería la razón detrás de la representación del Diablo en el Codex Gigas.

No obstante, se desconoce cómo empezó a propagarse esta leyenda y se cree que se difundió religiosamente, pero los análisis actuales efectivamente sugieren que este titánico texto fue escrito por una sola persona, aunque quizás no fuera Herman el Recluso, sino un monje del siglo XIII, que habitaba en un sector de lo que hoy en día conocemos como la República Checa.

Todavía hay mucho que no se sabe respecto de este manuscrito, dejando pie a múltiples especulaciones, incluso respecto a 10 páginas faltantes en el escrito, que originalmente habría contado con 320 páginas de vitela elaboradas a partir de la piel de 160 burros, pero según Ancient Origins, en un momento de la historia, una decena de estas fueron arrancadas, y se especula que habrían correspondido a la Regla de San Benito, una guía para la vida monástica en el siglo VI.

Pero en las páginas restantes, se pueden encontrar diversos temas, incluyendo el Antiguo y Nuevo Testamento, una colección de obras médicas, ‘La Crónica de Bohemia’ de Cosme de Praga, y probablemente algunos de sus aspectos más famosos sean los textos sobre exorcismos, las fórmulas mágicas y unas sorprendentes ilustraciones, entre las que resaltan el dibujo del Diablo a página completa y la Ciudad Celestial, ubicados uno frente al otro.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios