Conoce el peligroso árbol que no puede observarse ni tocarse: ¿Dónde lo encontramos?

Un árbol que cautiva la vista de turistas, pero que esconde un "secreto" mortal.

Guía de: Curiosidades

Le llaman el árbol de la muerte, pero desde la lejanía por el misterio y realidad que le envuelven. Resulta que, tal como dice su nombre, el claro y fuerte color verde de sus hojas es un interesante atractivo, sin embargo, dicha planta puede matar a un ser humano con su fuerte carga de toxinas.

Árbol_Muerte

Su encanto se puede apreciar en zonas de América Central y las islas del Mar Caribe, debido a que crece en ambientes cálidos y muy turísticos. Por lo que ambientalistas y guardabosques se encargan de advertir con señaléticas los peligros del árbol con denominación de origen Hippomane mancinella.

El árbol es conocido por sus peligros. Ahí es cuando aparece, según informa el portal de la radio Bío Bío, el científico, naturista, botánico y zoólogo sueco Carlos Linneo, quien describió en su libro Species Plantarum los peligros del árbol de la muerte. En aquel texto, el experto advierte que el polen que emite la planta es altamente alergénico y puede desencadenar graves reacciones en personas sensibles.

Árbol_Muerte2

Otro punto se asocia que al tocar el árbol, la savia de este produce ardor, ampollas y reacciones en la piel. Incluso el efecto de la savia puede traspasar telas, lo que significa que el uso de guantes no sirve. También al quemarlo, el humo liberado, según advierte el científico Carlos Linneo, puede causarles graves efectos a quienes lo inhalan.

“Todas las partes del árbol son extremadamente venenosas. La ingestión y la interacción con cualquier parte de este árbol puede ser letal”, así se refiere, si se desea consumir un fruto, Michael G. Andreu y Melissa H. Friedman, de la Universidad de Florida, respecto de este tipo de árboles.

Árbol_Muerte3

Y otros científicos lo han podido comprobar empíricamente, como la doctora Nicola H. Strickland, quien dio su testimonio al portal del Centro de Economía Botánica de Kew, en relación a que una vez lo probó los frutos con un amigo. El efecto no se hizo esperar, comenzaron a sentir picazón en la garganta y sus ganglios linfáticos se manifestaron totalmente inflamados.

Estuvieron ocho horas así y calmaron el dolor e inflamación consumiendo leche.

“Tuvimos suerte, porque solo alcanzamos a darle un mordisco, nos ardía la boca y la garganta, no podíamos tragar nada”, afirma.

El peligro no es menor, “disfrutar” un fruto entero de este árbol provoca vómitos y diarreas severas que no cesan hasta deshidratar el cuerpo y provocar la muerte.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X