Conoce Fuggerei: el pueblo alemán donde el arriendo cuesta 1 dólar al año

El pueblo, por su historia, se transformó en un atractivo turístico.

Guía de: Curiosidades

El desarrollo inmobiliario, en las grandes ciudades del mundo, ha sido un obstáculo para encontrar un alquiler a buen precio. Aquello se debe a la escasez de suelo y el aumento de la población.

fuggerei

Los arriendos han mantenido su costo por el interés de esa cuenta y el aporte de la familia Fugger.

Esa situación no es tema para los ciudadanos de Fuggerei, un pueblo ubicado en Ausburgo, Alemania. Ellos, desde 1520, pagan el equivalente a 88 centavos de euros al año, por gestión de un importante comerciante de la época, Jakob Fugger.

La cifra en euros, que equivale a alrededor de un dólar, según informó el diario español ABC, se mantiene en la actualidad.

“La renta anual no se ha cambiado por casi 500 años. En aquellos días se trataba de un florin (moneda), que hemos convertido a 88 centavos en el dinero de hoy”, señaló a “The Local”, Astrid Gabler, portavoz de la Fundación Fugger, por lo que dichos montos se mantienen en la actualidad.

¿Cómo ocurre aquello? la intención de Fugger era ofrecer casas a quien lo necesitará mediante su fundación. De esta manera Jakob ‘El Rico’ destinó un fondo de 10.000 florines, en moneda de la época, que garantizó un interés de 500 florines anuales, cifra que bastó para mantener el pueblo.

Los arriendos han mantenido su costo por el interés de esa cuenta y el aporte de la familia Fugger. En la actualidad, es uno de los complejos habitacionales más antiguos del mundo y tiene 67 casa pintadas de amarillo, en la cuales pueden vivir 142 personas.

Fuggerei, bautizado así en honor a su  fundador,  tiene un museo además de un búnker que fue creado durante la Segunda Guerra Mundial.

 Un poblado con reglas a seguir

Para poder vivir ahí se debe ser un alemán necesitado y estar al menos dos años viviendo en Augsburgo. Asimismo, hay que profesar la religión católica junto con rezar tres veces al día.

“The Local” señaló que a las 10 de la noche el vecindario cierra para abrir, nuevamente, a las 5 de la mañana. Si se está merodeando durante la prohibición,  se deberá pagar una multa que transita desde 50 céntimos (0,5 dólar) a 1 euro (1,1 dólar).

La casa se puede habitar hasta que las condiciones económicas le permitan al habitante volver a trasladarse, puesto que de esta forma se cede el lugar a otro alemán necesitado.

Ilona Barber, habitante de Fuggerei, a sus 66 años, en entrevista realizada por la cadena británica BBC, confesó que la pensión que recibe es muy baja, por lo que no puede pagar alquiler en la ciudad.

“Los residentes hacemos trabajos para la comunidad. Yo ahora me encargo de la vigilancia durante la noche”, consignó Barber a BBC Mundo.

La residente pasea, durante la mañana, a su vecino Freidrich Fischer de 95 años el que vive en la localidad desde antes de la Segunda Guerra Mundial. Gracias a aquello el pueblo funciona como atractivo turístico, ya que recibe 180.00 turistas que pagan 4 euros (4,4 dólares) la entrada, que sirve para mantener gastos del vecindario.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X