¿Cuál es el origen de las propinas? La discriminación y el racismo tuvieron mucho que ver

Expertos asocian dicha práctica al concepto de vasallaje y esclavitud.

Guía de: Curiosidades

propina

En una época, dicha práctica, estuvo asociada a los vasallos que tenían los diversos feudos.

En algunos países no es bien vista la obligatoriedad de dejar propina, puesto que se asocia a temas sexistas y racistas. Otros argumentan que es un incentivo perverso para quien presta el servicio, ya que puede atender mal e igual obtener parte de la propina.

Sus orígenes radican, según expertos, en Europa durante el siglo XV. Aquello se debe a que la clase aristócrata otorgaba, a modo de concesión, el monto económico a las personas socialmente inferiores.

Posteriormente, a fines de la Edad Media, los señores feudales tenían la costumbre de proporcionarles algunas monedas como gesto de buena voluntad o para humillarlos y recalcar que ellos estaban al mando.

En Inglaterra, quienes era huéspedes en alguna mansión solían dejar dinero para los sirvientes que debían trabajar horas extras. Aquella practica se denominó “vail” y se utilizó por varios años.

“La nobleza y la aristocracia comenzaron a quejarse. Un intento de abolir a los vails en Londres en 1764 provocó disturbios”, afirmó Kerry Segrave, autor del libro Tipping: An American History of Social Gratuities.

Aquello se debía a que los sirvientes consideraron que era obligatorio, mientras la aristocracia realizaba el gesto como un acto de buena voluntad.

Con el avance del comercio, a mediados del siglo XIX, los norteamericanos que visitaban Europa dejaban propina con el propósito de demostrar que tenían educación refinada.

El gesto se mantuvo con fines discriminatorios y económicos 

La esclavitud está ligada intrínsecamente a las propinas. Según la activista Saru Jayaraman, quien pertenece a la organización Restaurant Opportunities Centers United, señaló que al abolirse la esclavitud las personas de color sólo encontraron trabajo en restaurantes.

Mesero

En Estados Unidos las propinas han estado relacionadas a temas raciales.

Los propietarios, como eran racistas, creían que no debían pagarles por ser personas de color. A fines de 1880, los empleados negros representaban a la mitad de la industria hotelera. Es decir, el sistema funcionaba para economizar costos en base a mano de obra barata.

“Los negros aceptan propinas, por supuesto, uno espera eso de ellos, es una señal de su inferioridad. Pero dar dinero a un hombre blanco me daba vergüenza”, señaló en 1902 el periodista John Speed, según consignó el portal NPR.

En el estado de Georgia, durante 1904, surgió la primera Sociedad Anti-Propina de América compuesta por más de cien mil miembros que se negaron a dar propinas. En 1906, Washington fue el primero de seis estados en prohibir por ley las propinas. El dictamen finalmente se derogó en 1926 y es habitual dejar propinas en cualquier local.

En la actualidad, es habitual el uso de propinas, aunque un estudio llevado a cabo en 2008 por la Universidad de Cornell y el Mississippi College, llegó a la conclusión que se les dejaba mayor propina a los meseros blancos que a los afroamericanos.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X