¿Cuál es el origen del popular barrio Meiggs? Esta es su historia

El nombre se relaciona al de un empresario de la construcción norteamericano, oriundo del estado de California.

Guía de: Curiosidades

El barrio Meiggs se asocia a ventas de productos importados al por mayor y menor. Baratijas, insumos escolares, navideños, tecnología y juguetes son parte de la “fauna” que existe en este emblemático sector de Santiago, el cual tiene un nombre que se relaciona a un personaje bastante especial, que donó, en 1872,  los terrenos que a partir de 1980 fueron de índole comercial y bodegaje.

Barrio_Meiggs

El nombre se relaciona al empresario norteamericano Henry Meiggs (1811-1877), quien, en California, al igual que su padre, se dedicó a la construcción y obras públicas. En 1832, según consignó El Mercurio, en su sección de Sociedad, contrajo matrimonio con Caroline Doyle, quien falleció en el parto de su primer hijo.

Henry_Meiggs_2

Meiggs era un empresario millonario, pero en 1854 quebró y tenía cheques fiscales de 50 centavos que cobró antes de ser perseguido por la justicia. Viajó a Chile para llegar a Talcahuano, en marzo de 1855, y se registró como Manuel Enrique Torres de la Merced, aunque la justicia americana al año siguiente desestimó enjuiciarlo.

En nuestro país siguió dedicado al negocio de la construcción de obras púbicas mediante licitaciones. Su primera obra fue un puente ferroviario sobre el río Maipo y tramos para el tren hacia San Carlos como también para Quillota.

También fue miembro fundador de la Compañía de Bomberos de Santiago, y se construyó una casona en las cercanías del actual barrio universitario. La vendió después por problemas económicos a través de una rifa, que ganó un ex empleado al que le compró la casa nuevamente en menor precio.

Se fue de Chile en 1869 y pasó sus últimos días en Perú, donde se codeaba con la elite del país y también construyó parte del ferrocarril. Pero sin olvidarse de ayudar siempre a los más necesitados.

Su amigo Benjamin Vicuña Mackenna decía que Meiggs tenía buena impresión de los obreros chilenos, ya que afirmaba siempre que eran los mejores del mundo describiéndoles en una frase: “Justicia, paga y porotos”.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios