¿Cuál es la guerra más corta de la historia?

Se trata de un conflicto que ocurrió el 27 de agosto de 1896 y tuvo una duración de 38 minutos.

Guía de: Curiosidades

Varios piensan que, para el Reino Unido, la guerra de las islas Malvinas fue un evento bélico bastante breve. Sin embargo, cuando las huestes de la reina Victoria enfrentaron a las de Zanzíbar no pensaron que duraría 38 minutos.

Zanzibar

El palacio de Zanzíbar fue destruido por el rápido accionar de fuerzas británicas.

El pequeño territorio, que hoy forma parte de Tanzania, era fundamental para las potencias europeas que deseaban adentrarse en el continente africano. En 1896 funcionaba bajo jurisdicción inglesa, pero tenía cierto grado de independencia bajo la dirección del sultán local.

La tutela inglesa, según informó el portal de la revista “Muy Interesante”, era aceptada por el sultán Hamad ibn Thuwaini, quien falleció dos días antes de iniciarse el conflicto.

Todo comenzó cuando asumió el primo del difunto, Khalid ibn Barghash, quien se autoproclamó como sultán de Zanzíbar. Su nombramiento debía contar con la aprobación de las autoridades británicas, que apoyaron a un candidato más servil como era Hamud ibn Muhammad.

De todas formas, el primo del sultán hizo caso omiso de las advertencias por parte de la corona británica, por lo que, el 27 de agosto de aquel año, procedió a acuartelarse en la sede de gobierno de Zanzíbar con el propósito de hacer frente a las tropas coloniales.

Ataque fulminante por parte de los británicos

La guardia de palacio dispuso de artillería para proteger al sultán autoproclamado y su palacio. La idea era bombardear a la Armada Real de la reina Victoria que estaba en el puerto y después atrincherarse en la sede de gobierno con un ejército de 2.800 hombres.

Los británicos, por su parte, alistaron dos buques de guerra y prepararon a 150 infantes de marina para comenzar el ataque. El cual se inició a las 9:02 horas del 27 de agosto y de inmediato la artillería de la Reina Victoria anuló por completo las defensas del palacio e hirieron, en ese breve ataque, a 500 nativos mientras los británicos tuvieron solo a uno en el hospital.

También se hundieron algunas embarcaciones de Zanzíbar, por lo que el ataque al palacio era inminente. Prueba de ello fue la capitulación por parte de as fuerzas de Khalid ibn Barghash, puesto que izaron una bandera blanca a las 9:40 horas.

Finalmente, el sultán se asiló en el consulado alemán, lo que le permitió al Reino Unido establecer una nueva marca: ganar una guerra en 38 minutos, la que es hasta hoy la más breve de la historia.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X