¿Cuáles fueron las últimas palabras del Che Guevara antes de morir?

Una historia llena de mitos que, gracias al testimonio de un militar en retiro, se vuelve real.

Guía de: Curiosidades

“Se puso blanco como un papel”. Así describió el ex agente de la CIA Félix Rodríguez la reacción de Ernesto “Che” Guevara cuando le fue informado que había sido emitida la orden para su ejecución tras ser capturado en Bolivia.

che-guevara

Rodríguez fue quien comandó la captura del guerrillero y fue con quien conversó por última vez. En ese contexto, hasta hoy, eran un misterio las últimas palabras que el mítico personaje emitió, dado que la opinión pública tenía en el recuerdo la frase de cuando lo capturaron en la selva boliviana: “No disparen, soy el Che Guevara y valgo más vivo que muerto”.

No obstante, el testimonio del cubano-estadounidense en entrevista con CNN proporcionó nuevos antecedentes a esta historia, luego que Rodríguez le dijera a Guevara: “Comandante, lo siento, son órdenes del alto mando boliviano”. Luego del impacto de la noticia, el argentino respondió: “Es mejor así, yo nunca debí haber caído preso vivo”.

Después, sacó una pipa de su bolsillo y solicitó entregársela “a un soldadito que se portó bien” con él. En ese momento ingresó el sargento Mario Terán, quien al final sería su ejecutor. “Yo quiero la pipa, capitán”, le dijo. Guevara se negó y terminó entregándosela a Rodríguez.

Finalmente, la historia termino con la despedida “póstuma” del guerrillero, quien al ser consultado por si deseaba enviar algún mensaje, no lo dudó.

“Dile a Fidel (Castro) que pronto verá una revolución triunfante en América”. Luego, añadió: “Dile a mi señora que se case otra vez y que trate de ser feliz”.

Según indica el ex agente, Guevara se sentía engañado, pero igual soñaba con la victoria del proceso. Finalmente, abrazó a cada militar y se paró firme, pese a que antes se había puesto blanco cuando le dijeron que lo iban a fusilar.

Rodríguez reconoció que pensó en liberarlo, pero un recuerdo cambió su postura.

“Para un militar es difícil dar la orden de matar a una persona, pero pensé lo que había pasado en Cuba en aquel momento, cuando soltaron a Fidel, y dejé que la historia siguiera su paso”, señaló.

El último hombre a quien Guevara dirigió la palabra fue a su ejecutor, el sargento Terán, y ahí la historia no se viste de mitos debido a que la mayoría de los testimonios coinciden en que Guevara le ordenó: “Póngase sereno y apunte bien: va usted a matar a un hombre”.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X