Edward Mordrake: La escalofriante historia del hombre de la cara “maldita”

Se tejió un mito en relación a su “otra cara”. Una terrible malformación que la gente tildó de demoníaca por las supuestas órdenes que le daba.

Guía de: Curiosidades

Reino Unido. Nace, en el seno de una familia burguesa del siglo XIX, un niño odiado por su posición social, su riqueza y por la conocida malformación que generó el mito de su origen “demoniaco”.

Resulta que Edward Mordrake nació con un síndrome congénito denominado “Diprosopia” o Duplicación craneofacial. La cual se produce por la duplicación del notocordio, debido a que parte importante del embrión, que mantiene un apoyo axial en el cuerpo, es sustituido por la columna vertebral. Dicho desprendimiento puede desembocar en dos crestas nerviosas, que a su vez dan lugar a dos formaciones craneales.

Edward Mordrake: El hombre de la cara “maldita”

En ese contexto, se tejió un mito en relación a su “otra cara”. Esto se debe a que se decía, que la segunda cara de Edward, podía hablar e incluso solía atormentarlo por las noches dándole órdenes terribles. No obstante, dichos rumores no se han podido comprobar.

En la actualidad se afirma que Mordrake sufrió la ignorancia de una época que pensaba que su problema era producto de algo “maldito”. Lo que provocó que el joven se mantuviera aislado del mundo, y permaneciera en su habitación con una profunda depresión.

Esta situación desembocó, según lo que la historia oficial señala, en un suicidio a los 23 años, debido a que se colgó del balcón de su departamento.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X