El raro caso del hombre que colecciona objetos de tortura de todo el mundo

La colección es tan variada como terrorífica y ha sido dada a conocer en televisión.

Guía de: Curiosidades

Hizo historia como ilusionista en televisión. Y en la actualidad, según informa “Infobae”, cuenta con 220 macabros elementos relacionados a su oficio. Muchos lo catalogan como un repertorio del terror.

Santini1

Su casa en Ontario, Canadá, es testigo de aquella colección del hombre que comenzó su carrera con Ripley: ¡Aunque usted no lo crea!, recordado programa estadounidense que retrataba eventos curiosos y extraordinarios.

En aquel programa, Steve Santini, tenía un rol estelar debido a que era el escapista por excelencia que cada semana sorprendía a la audiencia. Asimismo, ese espacio le permitió recolectar objetos antiguos, elementos de tortura y reliquias del terror.

Santini2

Ya con 50 años a cuestas, Santini, se retiró de su oficio que tenía como sello la adrenalina. Ahora es un coleccionista y estudioso de los elementos de tortura.

“Los objetos en mi colección son una selección diversa de reliquias diseñadas para tortura y ejecución judiciales desde el siglo XVI hasta hoy”, consignó.

La gracia del personaje es que él prueba los instrumentos antes que sean parte de su colección. La idea es que funcionen y, posteriormente, son parte del mobiliario de su hogar, lugar en el cual la variedad es la regla.

Santini3

“Hay muchos artefactos que rompen huesos, tiran músculos y ligamentos”, describió. “Elementos que en la antigüedad lograban confesiones de culpabilidad por parte de los prisioneros más allá de que fueran culpables o no”, señaló.

En una colección donde prima la variedad destacan algunas joyas como los “aplastapulgares” británicos con los que colgaban a los prisioneros del techo durante el siglo XXVII. Sumado a látigos de diferentes momentos históricos además de un molde con base de yeso de la cara del ejecutor más temido de la historia del Reino Unido, Albert Pierrepoint.

Santini4

Pese a coleccionarlos, Santini reconoce su aversión por tales reliquias. “No amo estos instrumentos. De hecho, los encuentro repulsivos. Los colecciono porque estoy obsesionado con las personas que los crearon y los usan”, afirmó.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X