¿Espiritismo en la Casa Blanca? Los mitos y teorías que rodean a Abraham Lincoln

Un misterio que rodea tanto al ex Mandatario, su familia y a la residencial presidencial.

Guía de: Curiosidades

Fuego y sangre corría en Estados Unidos durante 1862, en plena Guerra Civil, lo que preocupaba el Presidente de ese entonces, Abraham Lincoln, en los pasillos de la Casa Blanca respecto de la nación que dirigía. Por lo que decidió seguir el ejemplo de su esposa, Mary Todd Lincoln, quien era conocida por acudir de manera pública al espiritismo.

Lincolns

Arraigado desde 1840, el espiritismo era la creencia de que aquellos que pueden comunicarse con los que han fallecido. El movimiento continuó creciendo hasta fines del siglo XVIII. Ya con la Guerra Civil en el apogeo de su popularidad, los historiadores determinan que el crecimiento del espiritismo en las familias de clase media y alta creció bastante puesto que estaban desesperadas por comunicarse con sus hijos fallecidos en la guerra. Estas personas recurrieron a los médiums, supuestamente, porque en el trance con ellos se podía hablar con el mundo de los espíritus.

El interés, en este tipo de temas, por parte de la esposa de Lincoln, se produjo después de la pérdida de dos de sus hijos. Mary, estuvo tan destrozada por el fallecimiento de sus hijos que pasó bastante deprimida en su hogar. Aquello, según consignó el portal de “Ripley´s”, coincidió años más tarde con las familias desesperadas por obtener información sobre los soldados desaparecidos en el enfrentamiento nacional, por lo que comenzaron a seguir el ejemplo de Mary Todd al recurrir al mundo de los espíritus en busca de respuestas.

1024px-Abe_and_Mary_Todd_Lincoln_Mr.__Mrs._Lincoln_by_Edward_Percy_Moran

Ya, en abril de 1863, el Presidente Lincoln organizó una sesión de espiritismo en el salón rojo de la Casa Blanca. A la sesión asistieron Mary Todd, dos miembros del gabinete, un médium llamado Charles E. Shockle y el reportero de “Boston Gazette”, Prior Melton. A lo largo de la sesión, Lincoln pidió a los espíritus que le ayudaran a guiarlo en asuntos políticos. Posteriormente, Melton informó sobre los procedimientos mediante un artículo que se publicó en el diario.

“Las preguntas sobre la validez de la sesión comenzaron a circular casi de inmediato. Los historiadores modernos confirman que ningún médium con el nombre de Charles E. Shockle apareció en ninguna de las principales publicaciones espiritistas de la época, lo que llevó a muchos a especular que el reportaje constituía una buena parte de la historia. Sin embargo, la Casa Blanca, hasta el día de hoy, no niega que ocurrió la sesión. Como resultado, los historiadores plantean la hipótesis de que quizás la sesión fue un truco publicitario para mostrar al presidente en una luz más hombre común”, sostuvo el artículo del portal mencionado anteriormente.

linconl

Se especuló que si bien esta sesión en particular se presentó al público como un mero espectáculo, posteriormente, Mary Todd, en diciembre de 1862, contrataría a la médium Nettie Colburn Maynard para que estuviera con el Presidente. Maynard, supuestamente, estuvo alrededor de una hora con el alarmado Mandatario, mientras este preguntaba a los espíritus si debía o no firmar y promulgar la Proclamación de Emancipación.

“El espiritismo pronto se convirtió en un seguimiento de por vida para Mary Todd. Varios años después del asesinato de Lincoln, Mary Todd visitó al infame fotógrafo de espíritus William Mumler. Mumler era bien conocido por capturar “espíritus” flotando alrededor de sus seres queridos en una película. Encontró mucho éxito en Boston y más tarde en Nueva York, hasta que fue arrestado y luego procesado por cargos de fraude basados ​​en las “fotografías” que estaba produciendo. A pesar de su pleno conocimiento de los cargos, Mary Todd continuó visitando al charlatán disfrazado, por supuesto. Entonces, fue una gran sorpresa para Todd cuando la foto que le presentó Mumler, mostraba a su difunto esposo, vigilando a su angustiada esposa”, señaló el portal de Ripley’s.

Mumler_Lincoln

Con el correr del tiempo, uno de sus hijos, Robert Lincoln, se preocupó cada vez más por el comportamiento de su madre. Al tal punto que, en 1875, Robert trasladó a su madre a un asilo en contra de sus deseos, sin embargo, lo hizo tanto por el bienestar mental y la fortuna de la familia ya que ella había desperdiciado bastante dinero cuando visitaba espiritistas.

Gran parte de los expertos dudan de que el propio Lincoln realmente siguiera el movimiento espiritista. Muchos creían que era una forma de evitar aplacar no sólo a un cónyuge angustiado, sino también a una nación dividida.

“Una simple fe en Dios es lo suficientemente buena para mí, y más allá de eso, no me preocupo mucho …”, decía el ex Mandatario.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios