Grotescos implantes salvan la vida a una modelo

Durante el accidente, la maniquí no usaba el cinturón de seguridad y, para agravar aún más la situación, el airbag no se activó como es debido.

Guía de: Curiosidades

Si ustedes pensaban que la silicona no tenía otra utilidad que la estética, están absolutamente equivocados. Sheyla Hershey, famosa modelo estadounidense de 32 años, salvó su vida gracias a sus grandes senos de silicona. Ambas prótesis lograron amortiguar el impacto de su coche contra un árbol mientras se dirigía a su casa.

Durante el accidente, la maniquí no usaba el cinturón de seguridad y, para agravar aún más la situación, el airbag no se activó como es debido. Sin embargo, lo único que alcanzó amortiguar el golpe fueron sus grotescos implantes mamarios.

Hershey afirmó a numerosos medios de comunicación, que sus implantes mamarios le salvaron la vida, lo que le permitió salir prácticamente ilesa.  Lo único que mencionó fue sentirse algo dolorida por la zona de los senos. Estos fueron reconocidos por Récord Guinness, como los más grandes del mundo.

La modelo fue arrestada por la policía ya que se supone que estaba bajo los efectos de alguna droga, aunque ella insiste que no. Mencionó que sólo consume medicinas para los dolores de cabeza y espalda, estos últimos ligados al peso que tiene que aguantar por sus grandes implantes.

A pesar de que sus implantes le salvaron la vida no siempre la han “beneficiado”. Durante el verano de 2010, sufrió una infección en ellos y unos meses después fue sometida a una intervención para quitarle parte de los implantes, lo que no ha sido excusa para que piense en optar por unos más grandes.

https://www.youtube.com/watch?v=b0zFRgUm_BU&feature=player_embedded

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X