Hallazgo arqueológico revela el secreto mejor guardado de las pirámides de Egipto

La construcción no fue llevada a cabo por extraterrestres como siempre se especuló, pero, ¿cómo se hizo?

Guía de: Curiosidades

Durante años se consideró que la construcción de las pirámides egipcias era un misterio, que incluso se vinculó a extraterrestres. Sin embargo, restos arqueológicos e inscripciones jeroglíficas encontradas en una cantera de alabastro, cercana al valle del Nilo, pusieron fin a la incógnita.

Pirámide_Egipcia

Los tablones puestos en perpendicular, apoyados por sogas de material vegetal, fueron elementos clave para construir las pirámides.

Los expertos del Instituto Francés de Arqueología Oriental (IFAO) y de la Universidad británica de Liverpool, concluyeron que los antiguos egipcios empleaban una rampa central con una gran inclinación con el propósito de extraer los bloques. Con aquellas rocas, ubicadas en la cantera de Hatnub, construyeron algunas de las edificaciones que hasta hoy siguen en pie.

Por su parte, el Ministerio de Antigüedades egipcio, por intermedio del secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri, detalló que esta es “la primera vez que se descubre el sistema de traslado de bloques desde la cantera y cómo se lograba levantar esos bloques de varias toneladas, lo cual cambia completamente la comprensión sobre la construcción de las pirámides de Guiza”.

Inscripciones y materiales obtenidos de la cantera

Laurent Bavay, director del IFAO, señaló a Efe que las rocas tenían 10 metros de profundidad y fueron arrastradas con una rampla de madera y sogas de origen vegetal.

Mapa_Cantera

El hallazgo permitió obtener información respecto de cómo movían los bloques, que son parte de las pirámides.

“Esta es la evidencia arqueológica de que eran capaces de mover grandes piedras por una pendiente de 20 grados, que es muy aguda”, sostuvo Bavay.

El egiptólogo advirtió que para los bloques superiores de las pirámides, se utilizó una piedra caliza, pero el método para moverlas es el mismo sin importar el origen.

Cuando fue construida la Gran Pirámide de Keops, del faraón de la IV Dinastía (2550 a.C. a 2527 a.C.), se explotó dicha cantera. Así lo afirmó, en declaraciones a Efe, el egiptólogo Roland Enmarch, experto en inscripciones de la Universidad de Liverpool.

Lo anterior no quiere decir que esa cantera se alimentó en base a material de dicha pirámide, puesto que esas estructuras estaban compuestas de caliza y de mármol en el interior.

El mismo experto dijo que el alabastro se utilizó para estatuas y templos ubicados en la necrópolis de Guiza. Añadió que existen más inscripciones por descifrar, las cuales ofrecen más información asociada a cómo trasladaban el material a los barcos, sumado a la zona aledaña que correspondería a campamento en donde alojaban los mineros.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X