Henry Tandey: la historia del condecorado soldado británico que le perdonó la vida a Hitler

“Apunté, pero no podía disparar a un hombre herido, así que lo dejé ir”, relata el protagonista de esta increíble historia.

Guía de: Curiosidades

“Este hombre estuvo tan cerca de matarme que pensé que no volvería a ver Alemania otra vez”, así se refirió Hitler respecto del soldado que aparece en primer plano sosteniendo a un herido en la obra Green Howards, en el cruce de Menin en 1914, del autor italiano Fortunino Matania.

Resulta que el ex líder alemán, el año 1938, en una reunión para conseguir la paz, con el Primer Ministro de Gran Bretaña, Neville Chamberlain, le contó de este curioso hecho.

Obra Green Howards

La reunión se llevó a cabo en la residencia de Berchtesgaden, propiedad del ex líder nazi, y ambos jerarcas comentaron la obra en la cual aparece un grupo de soldados británicos en la Primera Batalla de Ypres.

La sorpresa aumentó, para el primer ministro de Gran Bretaña, cuando se dio cuenta que aquel hombre no es cualquier soldado, sino Henry Tandey, el miembro del ejército británico con más condecoraciones durante la Primera Guerra Mundial.

Entre sus logros aparece la Cruz Victoria, la Medalla de Conducta Distinguida y la Medalla Militar, entre otras.

Según contó el propio Hitler, el encuentro fue el 28 de septiembre de 1918 y Henry Tandey le apuntó con su arma. Finalmente, decidió perdonarle la vida y Hitler, con un leve gesto, le agradeció.

Por su parte, la versión de Tandey, nace del propio Chamberlain quien le contó la anécdota con el respectivo agradecimiento del Führer y el ex soldado no quedó indiferente.

“Apunté, pero no podía disparar a un hombre herido, así que lo dejé ir”.

Sin embargo, Tandey salvó varias vidas aquel 28 de septiembre, pero aclaró a los medios de la época que necesitaba más información para confirmar que uno de ellos fuera Hitler.

Henry Tandey muestra orgullosamente sus medallas en 1973.

Henry Tandey muestra orgullosamente sus medallas en 1973.

Otra versión, documentada por el escritor Delplanque señala que ambos personajes no habrían coincidido, en la carretera de Menin en 1914, debido a que la unidad de Tandey fue evacuada de la zona dos días antes que llegara Hitler.

No obstante, el 28 de septiembre de 1918 se supone que hubo un encuentro en Marcoing. Lo que tal vez fue posible aunque, según Delplanque, Hitler estuvo de permiso del 10 al 27 de septiembre y el día del encuentro quizás estaba en tránsito hacia aquella zona.

Por lo tanto, se especula que fue una más de las tantas técnicas de propaganda armadas por Joseph Goebbels, con el fin de transformar la figura del Führer en un mito.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X