Insólita adicción: Mujer aspira gasolina

Su peligroso interés en la bencina comenzó a los 14 años cuando su padre le dijo que aspirara gasolina.

Guía de: Curiosidades

Increíble, pero una vez más es cierto. Teresa es la protagonista de una curiosa adicción: aspira gasolina y se lleva su botella con este producto a todas partes. Una adicción de lo más rara que se ha visto. Esta es su historia.

Su peligroso interés en la bencina comenzó a los 14 años cuando su padre le dijo que aspirara gasolina. Su vicio hasta hoy no se detiene, incluso aspira combustible cada 10 minutos y tiene envases de diversos tamaños repartidos por toda su casa, siendo esto un problema para su relación de pareja porque, como ella reconoce, se gasta hasta los últimos dólares en comprar combustible.

La oriunda de Pensilvania no ve la gravedad de su adicción, mientras que su novio está muy sorprendido con su extraña costumbre. Según cálculos realizados, por el programa de televisión “My Strange Adicction”, Teresa gasta más de US$150 dólares mensuales, gran parte de su presupuesto, en comprar bencina. “Cuando despierto en la mañana lo primero que hago es aspirar gasolina e incluso lo hago en la madrugada porque me gusta la sensación que siento en mi nariz y garganta”, afirmó.

Esta adicción le está provocando serios trastornos de salud, pérdida de memoria y problemas digestivos. Su necesidad de consumir llega a tal punto, de adicción, que cuando se le acaba el suministro de combustible, cambia de ánimo y se desespera según relata su novio. “Cuando Teresa no encuentra bencina en casa, tengan cuidado porque cambia de ánimo de manera sorpresiva”.

Teresa y su extraña adicción:

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X