La contabilidad de Hollywood: El misterio tras películas exitosas que arrojan pérdidas

Éxitos de taquilla como “Star Wars” y “El Señor de los anillos” muestran números rojos en sus finanzas, ¿cómo se explica?

Guía de: Curiosidades

¿Es posible que éxitos de taquilla como “Star Wars” y “El Señor de los anillos” muestren números rojos en sus finanzas? En ese contexto, este tema también han sido materia de análisis y discusión en una industria en donde prima ego y extravagancia, por parte de guionistas, productores, actores y directores.

Es así como se ha hecho conocida la famosa “Contabilidad de Hollywood”, esta, según un artículo desarrollado por  Dennis McDougal en 1989 para “Los Angeles Times”, hace referencia a los métodos de contabilidad utilizados por la industria del cine, video y televisión para obtener más ganancias en base a inflar, reducir o eliminar el resultado contable del proyecto, reduciendo así la cantidad que la empresa debe pagar a actores, directores y guionistas en concepto de regalías u otros acuerdos de reparto de utilidades, debido a que se basan en el beneficio neto.

Este accionar puede tomar varias formas. Una de ellas es que los participantes de la producción estén ligados a una filial del estudio para realizar una actividad determinada y la entidad matriz, es decir, el estudio de cine retira dinero de la filial no en términos de beneficios, sino en la forma de tasas sobre determinados “servicios” que se cuentan como gastos o incluso pérdidas.

contabilidad hollywood

Foto: Agencias

En Hollywood alrededor del 5% de las películas muestran oficialmente un beneficio neto, y las cintas “perdedoras” incluyen películas tan taquilleras como “Rain Man”, “Forrest Gump”, “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”, y “Batman”, películas que tuvieron grandes cantidades de recaudación monetaria tanto en materia de taquilla como arriendo y venta de videos .

Según otra publicación de “Los Angeles Times”, desarrollada en 1990, también por Dennis McDougal, llamada “Murphy Movie Made Millions But Stayed in Red, Studio Ledgers Say”, menciona polémicas declaraciones del actor y comediante Eddie Murphy, quien señala que sólo un tonto podría aceptar las cifras netas en su contrato.

Para los expertos como John D. MacDonald, las personas realmente creativas en este tipo de industrias  son los contadores. Un gran estudio tiene más de la mitad del beneficio, después de establecer el punto de equilibrio en torno a tres veces el costo, teniendo 25% de los ingresos como gastos generales, y 35% de los ingresos como cargo de distribución, además de las tasas de alquiler.

En ese sentido existen tres factores principales en Hollywood para reducir el resultado contable de una película, este radica todo lo que tenga que ver con el los gastos generales de producción que ascienden a 15 %, los gastos de producción cercanos al 30% de lo que reciben de las salas de cine y los gastos de publicidad que equivalen al 10%.

Todo esto demuestra porqué tantos actores de renombre insisten en “puntos brutos”, un porcentaje de los ingresos brutos, en lugar de la participación del beneficio neto. Esta práctica reduce la probabilidad de que un proyecto no sea atractivo para los verdaderos creativos de la industria.

Casos emblemáticos que han afectado a la industria

Un caso es del escritor Winston Groom por el derecho de su novela sobre Forrest Gump, dicho contrato incluía una parte de los beneficios. Sin embargo  debido a la “Contabilidad de Hollywood”, el éxito comercial de la película se convierte en una pérdida neta sin que el autor haya recibido ganancias según se consigna en el libro “Clarifying Accountability: An Ethical Theory Framework”, de  Melvin Dubnick. Debido a esta polémica con el estudio, el autor se negó a vender los derechos del guión para la secuela de la novela, que incluía un encuentro de Gump con Tom Hanks mientras filmaban la película de su vida.

Según un artículo desarrollado en St. Louis University Law Journal, denominado, “The Origins of Accountability: Everything I Know About the Sovereign’s Immunity, I Learned from King Henry III”, Stan Lee, co -creador del personaje de Spider -Man, presentó una demanda después de que los productores de la película Spider- Man (2002 ), no le dieron una parte de los ingresos brutos. Otro caso es el del ex fiscal, Jim Garrison, quien demandó Warner Bros. por su parte de las ganancias de la película “JFK”, que se basó en el libro su libro denominado: “En el rastro de los asesinos”.

Asimismo, el escritor Art Buchwald recibió una compensación después que demandará a Paramount. El tribunal catalogó las acciones del estudio como inmorales, y señaló que era imposible creer que una película protagonizada por Eddie Murphy en 1988, llamada “Un Príncipe suelto en New York”, recaudara sólo en EE.UU. 350 millones dólares sin que el autor percibiera un beneficio.

Otras grandes producciones han estado en observación por parte de la justicia, es el caso de Peter Jackson, director de “El Señor de los Anillos”, y su estudio Wingnut Films, quienes presentaron una demanda contra New Line Cinema por discrepancias en las ganancias. También, de acuerdo con Lucasfilm, “El Retorno del Jedi”, a pesar de haber ganado 475 millones de dólares en la taquilla en relación a un presupuesto de 32,5 millones de dólares, “nunca ha generado beneficios”.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X