La historia de la ametralladora: El arma que cambió la forma de combatir en la guerra

En temas bélicos, revolucionó las tácticas de los ejércitos.

Guía de: Curiosidades

Una arma que sin duda cambió la historia de las guerras, fue la ametralladora. Si bien tuvo su auge en el siglo XX y en los enfrentamientos mundiales, sus orígenes se remontan a 1718 cuando James Puckle, el inventor y abogado inglés, ideó una máquina de disparo rápido.

artisans anonymes puckle gun-04

En temas bélicos, la ametralladora revolucionó las tácticas de los ejércitos.

El arma de Puckle tenía un cilindro revolvente que podía alcanzar unos 63 tiros en 7 minutos, versus los 21 tiros que podía realizar un fusilero de la época durante el mismo tiempo. Su tiro se producía gracias a la fuerza muscular del cilindro, accionado por una manivela, como consigna el sitio “Encured”. A pesar del invento, el proyecto no tuvo éxito y no pasó de ser un arma de repetición, con necesidad de recarga humana, cuyo sistema precedió no sólo a la ametralladora, sino al revólver.  En 1870 se creó el primer modelo comercializado en los Estados Unidos, a manos de Richard Jordan Gatling, en 1870.

Ahora bien, este modelo dista mucho de la máquina del británico Hiram Maxim, quien en 1884 automatizó el proceso. Con la expulsión del chasquillo, desencadenaba la presión de salida de los gases de proyección, para provocar el retroceso del cañón y disparar varias municiones seguidas. Esta es considerada la primera ametralladora automática.

Esta versión se extendió por todo el mundo y se perfeccionó en 1885, con su versión norteamericana, del fabricante Browning. Varios años después, en 1917, la misma empresa, lanzó un modelo que se acciona con el retroceso del cañón, siendo la ametralladora que se mantiene en la actualidad.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X