La increíble historia de Dorothy Eady: La supuesta niña reencarnada del antiguo Egipto

Una misteriosa mujer que fue un aporte a la investigación de la antigua cultura egipcia, en base a una serie de rumores que giraban entorno a sus aciertos.

Guía de: Curiosidades

Antiguo Egipto, una civilización importante que atravesó fronteras y el tiempo. Y así fue cuando supuestamente, en 1904, volvió al ruedo en Inglaterra gracias a Dorothy Eady.

¿Qué tiene que ver aquella niña con Egipto? Resulta que cuando tenía tres años cayó por las escaleras de su casa. El medico la diagnosticó como fallecida, pero al rato Dorothy estaba jugando tranquila.

REENCARNACION

Al tiempo comenzó a tener sueños recurrentes con un edificio que tenía grandes columnas. Sorpresa mayor cuando sus padres la llevaron al museo británico, debido a que en aquel lugar la niña perdió el control al ver figuras egipcias y dijo que esa era su casa junto con su familia.

Desde ese momento inició sus estudios en Egiptología hasta 1930, fecha en la que viajó al país de las pirámides y se casó con un estudiante egipcio con quien tuvo un hijo, al que llamó Seti.

Ahí la historia produjo otro acercamiento más íntimo con la antigua cultura egipcia, debido a que ella comenzó a llamarse a sí misma Omm Seti, o “madre de Seti”. Lo que provocó que su matrimonio durara poco porque decía ser Bentreshyt, sacerdotisa y sirvienta de la corte de Seti I, hijo de Ramsés I y Sitra el segundo faraón de la dinastía XIX.

Y en sus diarios afirmó que era amante del faraón y que tuvo encuentros amorosos nocturnos con él. Esto ocurrió cuando pudo acceder a la bóveda embalsamada para así nacer un verdadero amor platónico.

REENCARNACION2

Posteriormente, se trasladó a la ciudad de Abidos, donde estuvo desde 1954 hasta su muerte en 1981. En esa ciudad trabajó con los egiptólogos Ahmed Fakhry y Selim Hassan. Fue la primera mujer contratada en el Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, donde se ofició como asistente de investigación arqueológica.

Lo curioso, es que según sus sueños, pudo definir con exactitud un jardín adjunto al antiguo Templo de Seti I, además de un túnel por debajo de la parte norte del templo, el cual consiguieron en una siguiente excavación.

Incluso una de sus últimas afirmaciones no se ha podidoaun no se ha podido comprobar.

“Debajo del templo de Seti I hay una bóveda secreta que contiene una biblioteca con registros históricos y religiosos ocultos”.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X