Las armas más extrañas y temibles de la URSS que nunca llegaron a funcionar

Los soviéticos, al igual que los nazis, también cuentan con una serie de armas que comenzaron con un futuro prometedor y terminaron en el olvido.

Guía de: Curiosidades

Es sabido que los ingenieros y científicos rusos siempre han sido reconocidos por su gran talento y visión. Sin embargo, las limitaciones con las cuales tuvieron que trabajar, por años, mermó su capacidad al momento de traspasar sus ideas a la realidad.

No obstante, según consigna “RT”, igual pudieron plasmar parte de su ingenio en armas que se construyeron, pero que no lograron ser producidas a escala debido a diversos factores.

Caza soviético I-185: “El gran ausente de la Guerra”

Caza soviético I-185

“El I-185 M71 es el mejor caza que ha habido hasta la fecha. Supera en velocidad máxima, elevación y maniobrabilidad vertical a los aviones soviéticos y los últimos cazas de producción alemana (Bf109 y Fw190). Este caza debe estar operativo cuanto antes”, sentenció, según consigna ´RT´, el mayor general P. Losiukov.

En plena II Guerra Mundial, se pensó que sería la gran esperanza del pueblo ruso. Grandes maniobras acrobáticas, y más rápido que otros modelos de cazas de la época eran sus credenciales para triunfar en el conflicto armado. No se implementó por no contar con un motor estándar M-71, y la supuesta falta de una planta para la producción del I-185.

 

T-4 ‘Sortka’: “Bombardero ‘mataportaaviones’ que se adelantó a su tiempo”

T-4 'Sortka'

Plena Guerra Fría. En ese entonces, la mayor amenaza para la URSS, eran los portaaviones estadounidenses debido a que su distancia máxima desde el centro de la URSS hasta estos buques era de 3.000 kilómetros. La amenaza era aún mayor, dado que los misiles balísticos rusos no tenían la precisión para poder atacar a los portaviones norteamericanos.

Debido a esa razón, se convocó una licitación para la construcción de los citados bombarderos de gran alcance. Finalmente, el prototipo despegó en agosto de 1972 y por su éxito se solicitaron 250 unidades. Lamentablemente, por temas de costos, se decidió mejorar otro aparato: El Tu-22. Resulta que era más económico modernizar dicho avión que construir uno nuevo.

 

Buque de guerra subterráneo: “Taladro con armamento” un proyecto que duró décadas

Buque de guerra subterráneo

Un pionero y soñador. Así fue denominado el ingeniero soviético Alexánder Trebelevski, por ser terco en la idea de construir un barco subterráneo. Se inspiró, para desarrollar su arma, en el funcionamiento de la construcción de túneles para el metro.

Incluso, en su obsesión por llevar adelante el proyecto, llamó a su hija Subterrina. Además, en sus primeras pruebas el taladro alcanzaba una velocidad de 10 metros por hora. Posteriormente, Nikita Jruschov, resucitó el proyecto y el primer prototipo del barco subterráneo fue construido en 1964. Al comienzo en base a una cobertura de titanio, con una tripulación de cinco personas y capacidad de carga para una tonelada de armamento junto con 15 combatientes, funcionó a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

Durante su primera prueba, en 1964, en los montes Urales, destruyó un búnker subterráneo. Lamentablemente, minutos después explotó con la totalidad de su tripulación a su interior.

 

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X