Misteriosa bestia marina de cuatro toneladas fue encontrada en una playa de Gales

Todavía no pueden identificar su origen y tipo de especie.

Guía de: Curiosidades

Una misteriosa bestia marina que mide más de siete metros de largo, pesa aproximadamente cuatro toneladas, y no tiene rostro será investigada por científicos en un intento por descubrir su verdadera identidad. Fue descubierta la semana pasada en Broad Haven South Beach, Pembrokeshire, Gales.

Bestia_Marina1

La colosal criatura, según consignó “The Mirror”, fue reportada al Programa de Investigación de Varamientos de Cetáceos del Reino Unido. Lamentablemente, los restos ya están en descomposición por lo que los expertos no pudieron hacer una identificación clara y ahora se debe enviar una muestra de la bestia marina para su análisis.

Por su parte, Matthew Westfield, coordinador del  Programa de Investigación de Varamientos de Cetáceos para Gales, dijo: “Es muy difícil decir con certeza qué es porque está muy descompuesto” y señaló que “Murió en el mar y había estado muerto durante un tiempo antes de que llegara a la playa, por lo que habría llegado con una de las mareas altas”.

Bestia_Marina2

En las imágenes, divulgadas a medios de comunicación, los restos se ven como una cáscara gris, además de fibrosa en algunas zonas, y con elementos óseos asomando en otros. No se destaca ninguna característica obvia de la biología de la criatura, con la cabeza aparentemente desaparecida y sin extremidades aparentes.

Aunque Westfield identificó una columna vertebral, que mide aproximadamente 7 metros de largo, no puede aún determinar el tamaño del animal.

Bestia_Marina3

“Básicamente, todo el elemento de la cabeza estaba descompuesto o faltaba o apuntaba en la dirección incorrecta” y advirtió que “No pudimos decir, ‘bien, ahí está el elemento principal’, por lo que sospechamos que podría haber sido más largo”.

Westfield ahora cree que los restos son de un tiburón peregrino, pero aún no puede estar seguro.

“No podríamos decir el 100% porque podría haber otras especies, incluso el tiburón ballena, que en realidad es un poco más grande, pero podría haber sido un juvenil” aunque todavía existen dudas de su parte ya que afirmó que “Bueno, según las imágenes, inicialmente no lo creíamos debido a su tamaño y porque es raro que aparezcan tiburones peregrinos en las playas alrededor de Gales”.

Bestia_Marina4

Por lo menos el experto descartó que fuera una ballena, según los estudios realizados.

“Así que inicialmente pensamos que iba a ser una ballena, pero cuando llegamos allí y le hicimos un examen, quedó claro que definitivamente no lo era”.

Los restos, según afirmaron al mismo miedo, ahora deben ser enterrados donde están, retirados de la playa en trozos o dejados para que la naturaleza siga su curso.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios