¿Momia extraterrestre? Un caso que llamó a debate

Las inscripciones en la tumba de la momia supuestamente indicaron que era un consejero del rey nombrado Osirunet, que significa estrella o enviado del cielo.

Guía de: Curiosidades

Al parecer, el cuerpo de un misterioso ser, cuidadosamente momificado, fue encontrado en una antigua pirámide.

El cuerpo, de entre 150 y 160 centímetros, fue hallado por un arqueólogo muy cerca de Lahun cuando exploraba una pirámide cercana a la de la doceava Dinastía de Senusret II.

Momia

Foto: Youtube

Según informaban varios medios, una fuente del Departamento Egipcio de Antigüedades afirmó que la momia, muy parecida a un ser extraterrestre, tiene más de 2000 años y se trataría de un humanoide.

En un principios, varias fuentes de la web, aseguraron que se trata de un ser de la especie reptiliana por su piel y los rasgos que los identifican, como por ejemplo, sus ojos, excesivamente grandes y de forma ovalada. Las inscripciones en la tumba de la momia supuestamente indicaron que era un consejero del rey nombrado Osirunet, que significa estrella o enviado del cielo.

Según la fuente egipcia, la momia extraterrestre fue descubierta por el Dr. Viktor Lubek, ciudadano checoslovaco y profesor jubilado de la Universidad de Pennsylvania. El arqueólogo habría localizado el oculto compartimiento mientras realizaba una investigación dentro de una pequeña pirámide al sur de la pirámide principal; Senusret II, la cual contiene a la reina del faraón.

Se especuló que los objetos que contenía la tumba incluyen artefactos hechos de un material resistente de tipo sintético que nadie ha podido determinar. Durante años de investigaciones nadie ha encontrado elementos similares en otras tumbas egipcias, por lo que el descubrimiento, de ser cierto, podría ser de gran relevancia para la arqueología actual.

Después de bastante especulación en los medios de comunicación, un grupo de obsesivos blogeros llegó a la conclusión, tras investigar muchas fotografías en la web, que se trata de la momia de un niño de siete a ocho meses que vivió entre el 40 aC y el 130 dC, y que fue expuesto en el museo Evansville (Indiana) en préstamo concedido por el St. Louis Science Center. Incluso el arqueólogo, que ya había sido nombrado en otra investigación de esta índole, no existe. Todos estos antecedentes se sumaron para restar veracidad a la información que, sin embargo, fue difundida por muchos sitios en la web motivando con ello un intenso debate.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X