Mujer fue operada para extirparle un tumor cerebral, pero le encontraron un gusano

La mujer reaccionó del modo menos esperado al conocer la noticia.

Guía de: Curiosidades

Para la cualquier persona, informarle que tiene un gusano en su cerebro es una noticia horrible. Sin embargo, no es así en el caso de la estadounidense Rachel Palma (42), ya que sus motivos de alegría, en sus propias palabras, resultaron ser bastante claros.

gusano2

En un portal de ciencia, que publicó la imagen, y a modo de testimonio, la mujer dijo que los médicos finalmente le diagnosticaron que padecía de neurocisticercosis.

Según informó el portal “Live Science”, la mujer, en julio de 2018, comenzó a sufrir problemas de coordinación, temblores, alucinaciones e insomnio, además de olvidar palabras.

“Mis episodios se estaban volviendo cada vez más extraños. Hubo días en los que no sabía dónde estaba. Inicialmente, los médicos no podían ayudarme, incluso después de tomar varias exploraciones de mi cerebro”, señaló a la cadena Fox.

Por lo que, meses después de que iniciaran los síntomas, en la clínica Mount Sinai se atendió con un especialista, quien tras una resonancia le explicó que tenía un bulto en el lóbulo izquierdo al que calificaron de tumor cerebral.

Dicha masa debía extirparse, mediante una operación, y así se hizo, pero los médicos encontraron un gusano en vez de un tumor. Rachel, después de la operación, al ser informada de aquello, tuvo una reacción que sorprendió al equipo médico.

“Dejé de hacer preguntas y comencé a celebrar y aprovechar al máximo la vida porque, en un instante, se puede ir. Pensé que es asqueroso, pero era lo de menos. Me sentí aliviada en ese momento de que no era cáncer y de que no necesitaría ningún tratamiento adicional. No me gusta especular sobre cómo podría haber contraído el gusano porque no lo sé”, advirtió.

En el mismo portal, a modo de testimonio, la mujer dijo que los médicos finalmente le diagnosticaron que padeció de neurocisticercosis. Dicha enfermedad afecta el sistema nervioso producto de parásitos alojados y genera, en varias ocasiones, epilepsia inicial.

Al tardar el diagnóstico no se le pudo tratar con antibióticos y por ello tuvo que operarse. Generalmente, estos gusanos se alojan en perros y gatos, por lo que es difícil que se traspasen a un humano, salvo que se genere por carne mal cocinada o en estado de vencimiento.

En resumen, De Palma pudo celebrar ya que no era un tumor. Además, porque encontraron un gusano que podría haber estado hasta 30 años en el cuerpo de un ser vivo.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X