Inicio » E-Business » Equipo

¿Está preparada Latinoamérica para el E-Commerce?

Los usuarios no son los responsables del gran retraso existente en la penetración del E-Commerce en los países del sur de américa. Está en los grandes del retail y del comercio en general realizar un completo cambio de mentalidad.

Aunque el E-Commerce ha venido creciendo en los últimos años, existen hechos concretos que provocan la desconfianza de los consumidores, como la falta de información acerca de medidas de seguridad y privacidad en los comercios en línea, el temor a los fraudes y falta de cumplimiento por parte del comercio, y fallas estructurales como las demostradas en el reciente Cyber Monday en Chile.

E-Commerce

Foto: MillonariosOnline

E-Commerce, una nueva forma de "salir" de compras.

Los empresarios deberían ser los primeros en creer en el E-Commerce como canal de distribución para que este funcione, aunque la experiencia demuestra que es considerado apenas un instrumento de moda en el que no se invierten los recursos necesarios para que se transforme en una plataforma transaccional real como sucede en otras regiones del planeta, sobre todo en el B2C.

¿Qué hace falta para que funcione?

Obviamente la plataforma tecnológica adecuada, y no solamente “la necesaria” sino la que pueda soportar un crecimiento sostenido en visitas y transacciones.

También se requiere un respaldo en términos de ancho de banda disponible que permita recibir a tantos visitantes como la demanda indique, sin los límites propios que imponen las compañías en la mayoría de nuestros países. En Chile esto probablemente se resolverá recién a partir del 2013 cuando entren a competir los nuevos prestadores de servicio entregando una mayor oferta en precio y calidad de servicio. Ni hablar de la falta de sistemas logísticos adecuados.

Sin embargo estas no son las variables más importantes que provocan las escasas compras en Internet, a pesar de ser un medio más cómodo que ir a la tienda o al banco físico. El cambio de mentalidad tiene que comenzar desde los propios negocios. Es común ver sitios en USA y Europa dedicados a la comercialización de una amplia oferta de productos rebajados de forma importante, y estos presentan las mayores ventas y mejores resultados. Basta con mirar el éxito de Amazon para comprender el modelo, estrategia que debería ser imitada por todas las industrias para replicar también sus positivos resultados. O la rápida penetración de la billetera electrónica en países desarrollados.

Como contracara observamos un comportamiento muy diferente en nuestra región, donde el empresariado se niega a invertir en tecnología, RRHH y seguridad para proporcionar una mejor experiencia al usuario. Además es común ser testigos de la práctica de la “falsa oferta”: las marcas suben los precios poco antes de realizar una liquidación que sólo devuelve los precios a su dimensión anterior, o muy poco menos. Son contadas las excepciones.

En definitiva, Latinoamérica requiere urgentemente de  un cambio de mentalidad para que el E-Commerce se imponga como herramienta confiable. Son las propias compañías las que tienen la responsabilidad de generar confianza en la audiencia. No hace falta regulación ni decretos legales para conseguirlo, sino simplemente dar un paso adelante comprendiendo la importancia del E-Commerce en un planeta cada vez más digitalizado.

Más sobre E-Business

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X