¿Cómo aprovechar las liquidaciones de temporada?

Para el retail las liquidaciones están en su punto álgido, y las vitrinas lentamente comienzan a cambiar. ¿Cómo optimizar las liquidaciones?

¿Qué vamos a comprar?: Antes de ir a las tiendas en busca de las nuevas prendas que se incorporarán a nuestro armario, es importante revisar la ropa que tenemos para identificar qué es lo que efectivamente necesitamos. Si al hacer el ejercicio descubrimos que, por ejemplo, tenemos 3 pantalones de tela negros, evidentemente no debemos optar por esa prenda aunque en la liquidación encontremos un par a muy buen precio, es obvio que no lo necesitamos. Lo ideal es llevar una pequeña lista y ceñirnos a ella a la hora de comprar.

Liquidaciones de Verano

Foto: Blogs

Hasta 70% de descuentos ofrecen algunas tiendas.

Ser fieles a nuestro estilo: Una cosa es la moda y otra es la habilidad de reconocer cuál es nuestro estilo y el tipo de ropa que nos favorece, por este motivo es importante a la hora de visitar las liquidaciones, preferir prendas que se ajusten al resto de la ropa que tenemos. No hay peor compra que la que se queda guardada eternamente en el clóset porque no tenemos con qué combinarla, o simplemente no nos hace sentir cómodas. Esto también es aplicable a la talla, comprar cosas más chicas pensando en que queremos bajar de peso no solo constituye un hábito masoquista, sino que también es un malgaste de dinero.

Identificar el presupuesto: Por más conveniente que parezca una liquidación, el presupuesto no es un saco roto que podemos estrujar sin conciencia. Lo ideal es prepararse para adquirir ropa dos veces al año, justamente en fechas de liquidación, y para eso es necesario establecer un presupuesto determinado que debe respetarse con rigurosidad. Es claro que los precios nos parecerán muy bajos pero inevitablemente tendremos que escoger.

Precio y calidad: A la hora de adquirir ropa no sólo es importante evaluar su bajo precio, lo ideal es considerar también su calidad porque eso determinará que la prenda dure al menos un par de temporadas. Hay ciertas cosas que nunca pasan de moda y comprarlas a buen precio siempre será una buena decisión.

Comprar pensando en la próxima temporada: Si somos compradoras organizadas, las liquidaciones pueden ofrecernos buenas oportunidades pensando en la temporada del siguiente año. Por ejemplo, hoy podemos encontrar sandalias de buena calidad bastante más baratas, y si bien no quedan muchos meses para usarlas en esta temporada, si nos serán de utilidad durante el próximo verano. No obstante este hábito requiere planificación puesto que estaremos adquiriendo prendas que prácticamente no usaremos este año.

Más sobre Economía Doméstica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X