¿Cuánto pierde Chile a causa de la Piratería Internacional? Impactantes cifras

La piratería mundial cuesta a Chile millonarias cifras cada año.

Aun en el mundo actual se mantienen antiguas actividades que interrumpen el normal funcionamiento de los mercados, este es el caso de la Piratería, en su más antiguo significado:

“Piratería: Actividad que consiste en asaltar los barcos en alta mar o en las costas para robar lo que contienen”

Dicha acción cuesta al comercio mundial  US$700 millones de dólares anuales y se extiende por las costas de Somalia, El Golfo de Guinea, Estrecho de Bab el-Mandeb (Yemen, Yibuti y Eritrea), según plantea el estudio de la Organización sin Fines de Lucro “Oceans Beyond Piracy”.

En sus escritos se plantea que el 45% del comercio marítimo mundial transita por estas áreas, en los cuales Chile está incluido y absorbe perdidas que sobrepasan los US$20 millones de dólares.

¿Pero como es que a pesar de las guardias marítimas y tecnologías de seguridad siguen pasando estas cosas?

FILES-WORLD-PIRACY-SHIPPING

¿Cuánto pierde Chile a causa de la Piratería Internacional? Impactantes cifras

La razón de esto es porque al momento de que un barco se encuentra en altamar sus servidores no pueden ser actualizados, esto entrega el tiempo suficiente a “Hackers” para romper las barreras de seguridad, obteniendo “planes de rutas” e incluso “números de contenedores” en donde se especifica  el contenido de cada conteiner, para venderlo en el mercado negro y  permitiendo a los piratas ser selectivos con los barcos que asaltan al entregarles su “mapa del tesoro”.

Ahora, estos piratas no descienden de una larga y antigua dinastía de corsarios de altamar, los cuales se dedicaron durante generaciones al negocio familiar, ellos son el resultado de disturbios político- económicos.

Los piratas somalíes, en su mayoría se dedicaban a la pesca artesanal. En 1990, tras la caída del dictador somalí Mohamed Siad Barre, Somalia se enfrentó a una fragmentación política y social así como una severa crisis económica, estos pescadores se vieron en la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingreso. En un principio formaron un grupo autodenominado como “Guardia Costera Voluntaria de Somalia”, denunciando que los “verdaderos bandidos del mar” (en sus palabras), pescadores clandestinos que saquean  las costas desde barcos industriales pesqueros, pertenecientes a países desarrollados y contaminan las aguas con el vertido de sustancias contaminantes radiactivas.

Más sobre Economía Doméstica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X