Inicio » Emprendimiento » Equipo

5 consejos para emprender en Verano

Si pensando en emprender este verano, siga estos cinco consejos para aprovechar el verano y seguir la famosa regla del emprendimiento: “fallar rápido y barato”.

Estamos a mitad del tradicional periodo de vacaciones de verano en Chile.  Resulta interesante ver como en muchos sitios de veraneo surgen iniciativas emprendedoras. Cada vez es más común ver que muchas personas se instalan con pequeños puestos a vender desde artesanías, ropa de temporada, alimentos, etc., etc. esto aunado a la ya tradicional oferta existente. Incluso conocidas cadenas comerciales “movilizan”  sucursales temporales dado la afluencia de veraneantes a conocidos sitios como Viña del Mar, Pucón o Algarrobo por mencionar sólo algunos.

Sin duda hay muchos que aprovechan el verano para hacer unos pesos extras y merecidamente obtienen ganancias trabajando mientras otros descansan.

Emprender en Verano

Foto: AETOS

Mirar y observar los hábitos de consumo de la gente es uno de los consejos que pueden servir a la hora de emprender un nuevo negocio.

Nuestra reflexión en torno al emprendimiento de verano, nos lleva a dar algunas sencillas propuestas para que aquellos potenciales emprendedores puedan aprovechar la temporada (o lo que queda de ella) o bien tener un año para pensar detenidamente en su nuevo negocio:

  1. Aproveche el verano para observar los hábitos de consumo. La gente esta más relajada y por lo tanto  dispuesta a probar cosas nuevas.
  2. En verano el costo de oportunidad es más bajo, hay menos negocios que hacer en las ciudades grandes porque la gran mayoría está de vacaciones. Hacer algo distinto puede ser una buena oportunidad de aprovechar ese tiempo ocioso que se produce por la “paralización” de la ciudad.
  3. Muchos sitios turísticos ofrecen facilidades para instalar negocios temporales lo cual es bueno en términos de  costos ya que no hay que hacer grandes inversiones en infraestructura.
  4. Hay potencial mano de obra ya que mucha gente, principalmente jóvenes, les interesa ganar algunos pesos extras para ¡seguir disfrutando el verano!
  5. Los proveedores pueden estar mas dispuestos a entregar facilidades. Muchas empresas bajan considerablemente sus ventas en verano y se las tienen que ingeniar para vender mas.

En resumen, el verano es una buena época para  seguir la famosa regla del emprendimiento: “fallar rápido y barato”. Finalmente, también el verano también es un periodo para  corroborar si efectivamente el “impulso emprendedor”  que vive latente en cada uno de nosotros es tan real como creíamos. Y por supuesto, aprovechar el verano de una forma diferente y entretenida.

Más sobre Emprendimiento

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X