Vacaciones: Cuatro razones para tomarlas ahora

Es muy importante el darse tiempo para vacacionar y recuperar las energías, si no el cuerpo se ve resentido y también nuestras relaciones con los más cercanos.

Comenzó el verano, el sol está pegando más fuerte que nunca, y enero marca el comienzo de la temporada de vacaciones en el hemisferio sur. Es el gran momento del turismo en este lado del mundo y millones de personas aprovecharán para tener una pausa en su rutina diaria y realizar actividades distintas.

El descansar, salir de la ciudad, o ir de paseo con la familia, son algunas de las actividades que normalmente se realizan en los días libres, pero hay veces en las que por diversas razones, debemos dejar algunos días para realizar trámites, o simplemente no podemos tener vacaciones por compromisos de trabajo o de negocio.

Vacaciones

Imagen: Francisco Olea

De hecho se dice que un emprendedor, por ejemplo, nunca descansa ya que debe crearse su sueldo cada mes, como por ejemplo le pasa a los taxistas, o los dueños de negocios que si no atienden, no reciben ingresos.

Desde ese punto de vista es entendible el querer trabajar lo más posible para poder tener el dinero necesario para pagar las deudas, o quizás alguien que está intentando destacar en el trabajo para obtener un ascenso.

Incluso hay personas que pasan años sin vacaciones por unos pesos extra, sin embargo, es muy importante el poder darse tiempo para descansar y recuperar las energías, si no nuestro cuerpo se ve resentido y también nuestras relaciones con los más cercanos.

El estar constantemente bajo la presión del trabajo nos desgasta mentalmente y lo podemos notar cuando dejamos de pensar bien o se nos olvidan cosas. Pero esto también puede repercutirnos en un cansancio extremo en nuestro cuerpo, y en lo emocional en la falta de ganas de levantarnos y hacer las cosas, a esto se le llama el estar “quemado”.

Por eso aquí les doy cuatro buenas razones de porque debes tomarte las vacaciones ahora, y no esperar.

1) Evitar Quemarse en el trabajo: Tomar vacaciones y realmente descansar nos ayudan a evitar este síndrome y poder cambiar nuestra rutina y el lugar donde estamos por unos días nos permiten esto. Unas buenas vacaciones nos permiten sentirnos más livianos y con ánimo luego de unos días, pero sólo si logramos una real desconexión de las preocupaciones del trabajo podremos recuperar esas energías.

2) Disfrutar con la familia: O con los seres queridos, darnos el tiempo de conversar con ellos y compartir más allá de la rutina es la clave.

3) Darte tiempo para ti: Puede ser que te des el tiempo para dormir, descansar, leer o hacer ejercicio, lo importante es que tengas momentos en que estés contigo mismo, disfrutando del ocio y renovando energías.

4) Renovar el espacio laboral: ¿Les ha pasado esa sensación luego de no estar en casa unos días como se siente como nuevo el lugar otra vez? Eso es lo que hay que buscar lograr con la oficina también. Para eso en las vacaciones hay que intentar no pensar en el lugar de trabajo, y en lo posible, realmente no estar disponible para llamadas ni correos electrónicos.

¡Ahora solo me queda invitarlos a disfrutar de unas buenas vacaciones!

Más sobre Crecimiento Personal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X