Murió Alejandro Romay, el zar de la televisión argentina

Fue legendario dueño de Canal 9, locutor, productor de radio y empresario teatral.

Guía de: Espectáculo Argentino

Retirado desde hacía varios años de la pantalla chica, Alejandro Romay murió hoy, a los 88 años, luego de padecer una salud desmejorada a causa del Mal de Alzheimer y una neumonía.

Pocas personas dejaron una huella tan marcada en la televisión argentina como él. “El zar de la televisión” no fue un apodo antojadizo, sino la definición justa para alguien de su importancia.

Alejandro-Romay

Comienzos de su carrera en los medios

Tucumano de nacimiento, llegó a Buenos Aires y conquistó la gran ciudad para siempre. Fue locutor y director de Radio Del Plata. Romay era un verdadero hacedor, y lo hizo incluso contra viento y marea. En 1973, iba a estrenar en el Teatro Argentino por primera vez en el país “Jesucristo Superstar”, con un altísimo nivel de producción e inversión. Una puesta que prometía ser única pero justo antes de su estreno se vio reducida a cenizas por el atentado de fanáticos religiosos que destruyeron el teatro.

El zar de la televisión

Pero el nombre de Romay, ante todo, quedó ligado por siempre a Canal 9, donde marcó un estilo e hizo historia. Estuvo a cargo del canal desde 1963 hasta 1997, con una pausa entre 1974 y 1983 cuando el gobierno de facto intervino la emisora. Romay fue quien dio luz a programas como “Almorzando con Mirtha Legrand“, “Hola Susana“, “Grandes Valores del Tango”, “Atrévase a soñar”, “Feliz Domingo”, “Titanes en el ring” y “Memoria”, entre tantos otros.

Ante un Canal 9 que hoy vive principalmente de enlatados extranjeros, la era Romay fue la del apogeo de la ficción nacional, con verdaderos clásicos en su género, como “Alta comedia”, “La extraña dama“, “Ricos y famosos”, “Más allá del horizonte” y las inolvidables novelas de Alberto Migré que paralizaban el país en cada emisión.

Vida personal y legado

Alejandro Romay estuvo casado con Leonor “Lita” Rosio, con quien tuvo cuatro hijos: Diego, Viviana, Mirta y Omar.

Retirado de los medios y tras vender buena parte de los medios de comunicación que tenía, en sus últimos años quedó a cargo del Teatro El Nacional de Buenos Aires y del Nuevo Teatro Alcalá de Madrid.

Romay fue un empresario de la televisión en serio, con todas las letras, único en su tipo. Su nombre quedará escrito por siempre en la historia grande de la televisión y el teatro argentinos.

Más sobre Espectáculo Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X