Ricardo Darín cantante: el disco que el actor argentino querría olvidar

En 1979, Darín grabó "De a dos", un disco de poemas que fue un fracaso de ventas. Años más tarde confesó sentir vergüenza por haberlo grabado.

Guía de: Espectáculo Argentino

Le guste o no aceptar el título, Ricardo Darín es el rey del cine argentino y el actor trasandino de mayor proyección internacional. Es ídolo en Argentina y hasta en España juega de local.

Desde el boom de “Nueve reinas” y “El mismo amor, la misma lluvia”, allá por fines de los años ’90, la carrera de Darín no ha hecho más que ir en ascenso hasta ser hoy el actor argentino por excelencia y el nombre que más gente convoca a las salas.

Más de 45 títulos engrosan su filmografía, pero han sido sus películas de los últimos 15 años las que lo han elevado al lugar que hoy ocupa. Pero antes de todo esto, Ricardo Darín ya era un actor muy famoso en Argentina… aunque con otro perfil.

Darín inició su carrera a comienzos de los años ’70 y pronto engrosó la lista de “galancitos” de la época. Trabajó en televisión, teatro y cine. Entre 1979 y 1980 filmó una seguidilla de películas cuyos títulos pintan de pleno lo que los productores buscaban de él: “Los éxitos del amor”, “La carpa del amor” y “La playa del amor”, las tres de 1979 y “La discoteca del amor” de 1980.

Ricardo debía enamorar y como parte de la difusión de estas películas, un ejecutivo de la discográfica Microfón le propuso grabar un disco. Sin embargo, el canto no resultó ser lo suyo. El resultado fue “De a dos”, un álbum editado en 1979 con poemas recitados por Darín, con música de fondo.

Entrevistado en 2000 por la revista Rolling Stone, el actor se refirió a aquel paso en falso:Eso fue un delirio, una truchada… Lo que pasa es que los tipos habían visto que cuando me llevaban al estreno de la película en Tucumán, Córdoba o Mendoza, las minitas gritaban y todo eso… Entonces pensaron que tenía que grabar un disco. (…) Me copé. Me encerraba en un bar y escribía todo lo que se me venía a la cabeza… Todo lo que grabé me da vergüenza, pero hay uno que se llama “Mamá, hoy soy otro”, que no tiene desperdicio.”

Darín comentó también que su mayor fuente de inspiración era su novia de entonces, Martita: “Estaba chocha, porque como casi todo el disco estaba elípticamente dedicado a ella, no reparó, digamos, en la calidad del producto, sino en la intención.”

El disco “De a dos” fue un verdadero fracaso de ventas: “En ningún lugar del país vendió nada, pero en Bahía Blanca vendió siete mil copias. Nadie sabe por qué”, explicó el actor.

En 2014, en una entrevista concedida a Radio Vorterix, Darín volvió a referirse al tema, arrepentido de haber grabado aquel disco:

¿Curiosidad? Acá te dejamos otro poema más, “Cajita de ilusiones”, con la voz Darín, de aquel álbum que preferiría olvidar:

¿Queda perdonado? ¡Por supusto que sí! Por su capacidad de reinvención y de reírse de sí mismo, amamos a Ricardo Darín y aquí te contamos por qué: 9 buenas razones para amar a Ricardo Darín.

Más sobre Espectáculo Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X