Kirobo: El inesperado visitante de la Estación Espacial

Los robots son el complemento perfecto para el desarrollo de la exploración espacial y los científicos japoneses, convencidos de aquello, enviaron al espacio al pequeño Kirobo.

Los robots humanoides avanzan en su desarrollo de manera abrumadora, y no es extraño, que la exploración espacial recurra a ellos tras décadas de utilizar los más diversos e innovadores vehículos automatizados. Dichos vehículos han sido actores protagónicos de la conquista del espacio.

Robot Kirobo

Kibo Robot Project

Antes de su viaje al espacio, el robot Kirobo fue sometido a diversas pruebas, como esta en micro grabedad.

En lo sucesivo, es muy probable que funciones solo restringidas a los seres humanos en naves espaciales, tengan una participación cada vez mayor de robots. Estos, en la actualidad, presentan resistentes y confiables estructuras humanoides, y son capaces de abordar con gran autonomía los procesos de toma decisiones y tareas de alta complejidad. Incluso la NASA, al igual que su similar europea la ESA, ya hace bastante tiempo trabajan en “astronautas robots”.

Robonaut 2 de NASA

NASA

Robonaut 2 de NASA

Como resultado de lo anterior, no debe sorprender que la Agencia espacial Japonesa (JAXA), la puerta al espacio de una nación encantada con los robots y cuna de los más emblemáticos ejemplares, dispusiera de uno de sus innovadores desarrollos, el pequeño robot Kirobo, para transformarlo en un gentil emisario, como un insólito tripulante en la  Estación Espacial Internacional (EEI).

El viaje de Kirobo en un carguero japonés

El pasado 4 de agosto, a las 19:48 GMT, la nave espacial de carga HTV-4, de la JAXA, fue puesta en órbita a bordo de un cohete japonés H-2B lanzado desde el Centro Espacial Tanegashima.

Según lo programado, se espera que el carguero arribe este viernes 9 de agosto a la EEI. A diferencia de otras naves espaciales, que tienen la capacidad de acoplarse automáticamente a la estación espacial, como los cargueros de ESA y Rusia, el HTV-4 (denominado como Kounotori 4) debe ser capturado por el brazo robótico Canadarm2 de la EEI, un poderoso instrumento guiado por los astronautas para facilitar el acoplamiento.

La HTV-4 tiene el objetivo de llevar importantes suministros a la estación (específicamente 3,6 toneladas de insumos y piezas de repuesto), y un singular pasajero, el nuevo robot Kirobo, con un particular cometido.

Kirobo el compañero ideal

Kirobo es un pequeño robot de tan sólo 34 centímetros de altura, a pesar de aquello, es capaz de sostener una conversación (de momento sólo en japonés) con los astronautas de la EEI.

Kirobo, al igual que su hermano que permanecerá en la Tierra, llamado Mirata, son parte del Proyecto Kibo, una iniciativa para estudiar la interacción entre tripulantes humanos y robots, en lo particular, establecer un vinculo de apoyo y compañía que sea de utilidad para soportar el aislamiento espacial.

Robot Kirobo

Kibo Robot Project

La amigable imagen del pequeño Kirobo

Los científicos esperan que Kirobo, mantenga conversaciones con el astronauta Koichi Wakata de la JAXA, cuando este último arribe a la estación espacial en noviembre próximo.

Lo más destacado de Kirobo y su gemelo Mirata, es que ambos robots están equipados con tecnología de reconocimiento de voz y rostro, y disponen también de una cámara, tecnología para reconocimiento de las emociones y el procesamiento del lenguaje natural. Todos ellos, elementos que son complementados por la imagen amigable del diminuto robots.

A continuación puedes ver dos breves e interesantes videos sobre Kirobo.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X