Inicio » Facts » Equipo

Alza en el desempleo: Las cifras más preocupantes y los factores asociados

Bajo la mirada de los economistas, análisis a las tasas y números que registró el mercado laboral en el 2022, junto con las principales causas y sectores más afectados.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, la tasa de desocupación nacional se posicionó en 7,9% para el trimestre móvil octubre-diciembre de 2022. Esto supuso un alza de 0,7 puntos porcentuales (pp.) en su variación a 12 meses.

Entre los principales factores, el INE destacó que “el alza de la fuerza de trabajo (4,1%) fue mayor a la presentada por las personas ocupadas (3,3%). Por su parte, las personas desocupadas aumentaron 13,8%, incididas por quienes se encontraban cesantes (14,0%) y aquellas que buscan trabajo por primera vez (11,7%)”.

Lo que dicen los números y causas asociadas

En torno a las cifras del INE, el economista senior de Libertad y Desarrollo, Tomás Flores, destaca que la tasa de desempleo se incrementó desde 7,2% a 7,9% en los últimos doce meses. De acuerdo con el experto, también se registró un mayor aumento de desocupación en las mujeres, que aumentó de 7,4% a 8,6%, mientras que en hombres la variación fue mucho más moderada.

“En los últimos años, la recesión de 2020 por la pandemia generó una destrucción de cerca de 2 millones de empleos, lo que llevo a una tasa de desocupación que superó el 10%. Esa caída de ocupados se ha recuperado lentamente y ahora se ve frenada por la recesión que afecta a Chile”, asegura Flores.

desempleo-alza-1

En relación a la creación de empleos, se crearon 286.944 nuevos puestos laborales en la variación a 12 meses, lo que supone la menor cifra desde febrero-abril de 2021, trimestre en el cual se perdieron 131.800 empleos. Sin embargo:

• Según la variación trimestral, se crearon 82.140 empleos, cifra más alta que los 13.767 puestos de trabajos nuevos registrados durante el trimestre móvil de septiembre – noviembre de 2022.
• Los números vienen creciendo cada vez más desde que, en la medición del trimestre móvil julio-septiembre, el dato cayó 9.749.

René Fernández, economista y académico de la USACh, señala que, al desglosar por actividad económica, es posible observar que el aumento de la población ocupada se justifica por alzas en transporte (11,6%), hogares como empleadores (15,2%) y enseñanza (5,4%). Por otro lado, explica que las disminuciones se observan principalmente por construcción (-6,7%), suministro de electricidad (-17,9%) y administración pública (-0,7%).

Héctor Osorio, economista de PKF, señala que las cifras se han explicado también por “el efecto de ajuste post pandemia, ocasión en que el mercado chileno tiene que absorber los excesos de liquidez de los ejercicios anteriores que desataron una suerte de sobrecalentamiento en la economía. También, a partir de la situación en Europa que se gatilló en febrero, que ya está próxima a cumplir un año, y que se refiere a la guerra entre Ucrania y Rusia”.

René Fernández asegura que parte relevante de la explicación del aumento del desempleo, está ligada al sector de la construcción, argumentando que este es muy intensivo en mano de obra y que el aumento de la Tasa de Política Monetaria ha encarecido el crédito y, por lo tanto, también las inversiones de privados en dicho sector.

En esa línea, Héctor Osorio explica que la construcción tiene la capacidad de generar ajustes bastante más rápido que otras industrias, y sostiene que una buena política de promoción de construcción, o de promoción de negocios inmobiliarios, podría tanto absorber como perder mano de obra en forma rápida, dependiendo de si se generarán mayores contracciones o mayores presiones hacia esa industria.

También, Osorio proyecta que otro sector que se verá afectado será el de las personas con bajo nivel de calificación (aquellos que realizan “ocupaciones elementales” como recolectores de basura o servicios domésticos), los cuales, según el economista, empezarían a dar señales de problemas a partir de marzo.

“La informalidad en términos porcentuales no ha aumentado en 2022. Sin embargo, al desglosar las cifras es posible apreciar que esta aumentó en las mujeres y disminuyó en los hombres, lo que de todos modos es preocupante pues atenta contra las condiciones laborales y la seguridad social de las mujeres. En dicho contexto, el IFE laboral y sus grupos prioritarios puede considerarse como una política pública bien enfocada”, asegura René Fernández.

El escenario para el 2023

Fernández proyecta que el 2023 se observa con un aumento paulatino de la tasa de desempleo. Sin embargo, el economista apunta a que existen señales positivas en torno a un IFE sectorizado que puede incidir en que dichas cifras estén medianamente controladas, y menciona que se observan señales positivas tras los anuncios de conectividad vial del Ministerio de Obras Públicas. También, el académico prevé una inflación que debiera ir menguando y que propiciará un aumento de la inversión privada en construcción.

Tomás Flores indica que las proyecciones dependen de la reapertura de China, la cual está provocando una revisión al alza de las proyecciones para el mundo. Y argumenta que esto podría llevar a que la recesión que afecta a Chile sea más moderada y con ello se evitaría llegar a una tasa de desempleo cercana al 10% durante 2023.

Héctor Osorio asegura que la contracción económica impactará directamente y de manera más fuerte en el segundo trimestre de este año. “Quizás recién a partir del tercer trimestre, nuestra economía desarrolle la capacidad de absorber ciertos niveles de mano de obra, ciertos niveles de empleo. Sin embargo, eso también está condicionado a la capacidad o a la calidad de política pública y de las normativas accesorias a ellas que den cuenta de cómo va a ser la relación entre empleadores y empleados, tanto en términos de horas de trabajo como en niveles de costos asociados a temas previsionales y sociales”, añade.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios