Inicio » Facts » Equipo

El impacto económico post Plebiscito: Los efectos y proyecciones para el país

El comportamiento de los indicadores más significativos en este proceso tendrá relación con si seguirá o no la incertidumbre.

Tras el Plebiscito y el imponente triunfo de la opción Rechazo, uno de los efectos más esperados es saber qué pasará con la economía nacional, muy alicaída en los últimos meses ante un escenario de fuerte incertidumbre respecto de cómo funcionará la institucionalidad del país.

En esa línea, Víctor Martínez, director ejecutivo del Centro de Investigación de Empresa y Sociedad (CIES) de la Universidad del Desarrollo hace una aproximación a los efectos económicos que habrá en Chile, así como las expectativas que existen.

“El efecto general de los hitos políticos que están asociados a cambios en las reglas del juego es la incertidumbre y, con ello, provocan un distanciamiento de los indicadores económicos y sus fundamentos. De esta forma, el Tipo de Cambio está por sobre sus fundamentos, la resistencia de la inflación y las tasas de interés. Muchas variables ponderan menos sus fundamentos porque están internalizando eventual cambio en las normas”, dice el experto.

“Entendiendo esto, un efecto directo del resultado en el Plebiscito es la reducción de esta especulación de corto plazo. Sin embargo, para que la economía reduzca su distancia con los fundamentos es necesario que el proceso completo termine bien”, complementa.

economia-post-Plebiscito-1

Para Martínez, los índices más sensibles a estos hitos en el corto plazo, serían:

• La Renta Fija local
• El tipo de cambio
• Los precios
• Las Tasas de interés largas
• El crecimiento

A su vez, los efectos del nivel de incertidumbre que tiene el país, según el experto, son los siguientes:

• El índice de incertidumbre EPU -medido con datos de prensa- alcanzó uno de sus máximos en su medición en julio de 2022, solo superado por el valor que alcanzó en noviembre de 2021 (primera vuelta de la elección presidencial)
• En agosto, la medición fue baja, pero su tendencia (promedio móvil) continúa en alza. Desde el 18 de octubre de 2019, la incertidumbre ha estado en promedio cerca de tres veces más alta que en el promedio de su tendencia histórica

Para Martínez “es fundamental la reducción de la incertidumbre y, para ello, es importante cerrar procesos de corto plazo. Sin embargo, la reducción de la incertidumbre solo haría que volviéramos a niveles de los fundamentos parecidos al año 2019”, comenta.

Los desafíos que deben impulsarse para mejorar el crecimiento económico, serían:

• Mejorar la productividad
• Reducir burocracia para atraer empresas
• Inversión
• Fortalecer alianzas comerciales con otros países

René Fernández Montt, economista y académico de la Universidad Autónoma y de la Universidad de Santiago, complementa este punto: “El haberse rechazado la propuesta constitucional este fin de semana, da cuenta de que la nueva propuesta debiera ser de mayor moderación, es decir, continúa la incertidumbre, pero los escenarios son menos extremos”.

“Controlar la inflación -cuidando de no caer en la estanflación-, sigue siendo el foco a corto plazo, pues gran parte del mundo está abocado a ello. Generar acciones rápidas y certeras para trabajar en un mejor país a través de una nueva propuesta constitucional es el foco a mediano plazo”, asegura.

Proyecciones

Fernández indica que “la inflación en simultáneo con el estancamiento es un escenario indeseado y enfrentar la inflación en un contexto de estancamiento es aún más complejo. Dicho lo anterior, el resultado del domingo no permite asumir que lo peor de la tormenta ya pasó, no estamos ni cerca de aquello”.

Para el experto, se debe mantener atención en las medidas que tome el Banco Central para enfrentar la inflación y el estancamiento. Es por eso, que el trabajo “del mancomunado es clave”.

Los indicadores para mantener la atención en los próximos meses por su relevancia, son:

• El IPC (Índices de Precios al Consumidor)
• La TPM (Tasa de Política Monetaria)
• Y el IMACEC (Índice Mensual de Actividad Económica)

Mario Tessada, académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de los Andes, dice que “se espera un crecimiento del PIB de largo plazo de 1,8% (según comité de expertos). Hace tres años, se esperaba que la economía chilena iba a crecer en el largo plazo al 3,5% (aumento de impuestos y rigideces laborales más debilitamiento del mercado de capitales por los retiros de los fondos de pensiones)”.

“¿Del exterior, tendremos ayuda? Lo más probable es que no, porque a diferencia de años anteriores, China no ayudará al mundo, porque tiene una crisis en el sector inmobiliario de su país, con una crisis financiera asociada al problema inmobiliario”, estima el experto.

“Entonces, China se preocupará de su vida interna y, en especial, no comprará la suficiente cantidad de cobre como en esa época, por lo que no sustentará el precio del cobre como en la crisis del 2009. Me habría gustado decir algo distinto, pero no son buenas noticias para Chile. Se nos viene una potencial recesión”, proyecta Tessada.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios