Inicio » Facts » Equipo

Falta de médicos especialistas: La situación que enfrentan las regiones y los datos que definen el problema

Algunas zonas de Chile cuentan con sólo un médico especializado por cada 1.000 habitantes.

De acuerdo con un informe de la Universidad de la Frontera (UFRO), en base a análisis de datos hasta julio de este año -obtenidos de la Superintendencia de Salud-, el 68,8% de los médicos especialistas del país se concentra en las regiones Metropolitana, Biobío y Valparaíso. En cambio, en Aysén, Magallanes y Tarapacá existe un gran déficit en medicina especializada. El informe revela una situación que dificulta, aún más, el acceso a la salud en distintas áreas del país.

Actualmente, en Chile existen 44.793 profesionales de la salud inscritos, de estos, 32.470 médicos poseen alguna especialidad o subespecialidad según el informe de la UFRO. Además, en el país operan 58 especialidades y subespecialidades médicas, sin embargo, y a pesar del número de profesionales inscritos, existen regiones donde la presencia de ciertas disciplinas es escasa o, incluso, inexistente.

Por ejemplo, en Tarapacá, Aysén y Magallanes registran un déficit de más de 19 especialidades. Asimismo, en ocho regiones no existen expertos en Ginecología Pediátrica y de la Adolescencia, en siete no operan especialistas en Coloproctología y en seis no existe la atención de un cirujano cardiovascular. De acuerdo con el análisis de la UFRO, existe una inequidad en la distribución de los médicos especialistas.

Varias regiones tienen 1 especialista por cada 1.000 habitantes, Tarapacá sólo 0,4, lo que contrasta con la Región Metropolitana, donde hay casi 3 especialistas por cada 1.000”, comenta Juan Pablo Riedemann, médico especialista en Medicina Interna, subespecialista en Reumatología y Coordinador de Especialidades de la Universidad de La Frontera.

medicos-especialistas-1

Según la proyección 2023 de población por regiones del país de la Superintendencia de Salud, las cifras deberían ser diferentes para lograr un acceso más equitativo, donde en un escenario idóneo el número de especialistas por 1.000 habitantes debiese ser de 2,25 médicos. Sin embargo, el panorama es lejano a lo que plantean las proyecciones. Juan Pablo Riedemann señaló que existen disciplinas específicas donde se concentra la mayor cantidad de especialistas. Por ejemplo, indica que en la Región Metropolitana ejercen siete neurólogos y casi seis cardiólogos por cada 100.000 habitantes, mientras que en regiones como Tarapacá solo existen 1,25 y 1,7 respectivamente.

Las regiones más afectadas y los factores asociados

Según el análisis de la UFRO, existen especialidades inexistentes en distintas regiones del país y solo Valparaíso, Maule, Biobío y Metropolitana cuentan con al menos un médico acreditado en cada una de las 58 especialidades y subespecialidades que operan en Chile. En cambio, en los extremos del país, la situación es más compleja. En Arica solo existe un geriatra disponible, mientras que en ocho regiones cuentan con siete o más especialidades con un solo médico. “Esto pone de manifiesto la vulnerabilidad del sistema de salud”, comenta Riedemann.

El ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, detalla que las zonas más afectadas son aquellas que poseen menor densidad poblacional y escasa infraestructura, y argumenta que esta distribución “desigual” no permite garantizar una equidad en el acceso a la atención primaria, ni entregar resultados efectivos a lo largo del territorio nacional. En datos absolutos, según el informe de la UFRO, la Región Metropolitana posee el 50,77% del total de los especialistas, lo que se traduce a 22.740 profesionales, mientras que en Tarapacá, Magallanes y Aysén la cobertura no alcanza los 200 médicos especializados.

Entre las principales causas que han alimentado esta situación, el Presidente del Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS) de la Universidad San Sebastián y ex ministro de Salud, Enrique Paris, destaca:

• La falta de profesionales que posean la misma capacidad para poder diagnosticar y llevar a cabo sus labores.
• La necesidad de crear más cursos de perfeccionamiento.
• La falta de infraestructura.

“Me llama la atención el enorme déficit que hay en Tarapacá. Tarapacá, aparentemente, es una región que está con bastantes problemas. Estamos viendo el problema educacional ahora. Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer en esas regiones? Apoyar, estimular el desarrollo de escuelas de medicina y estimular los programas de posgrado para que los médicos se queden ahí. (…) Eso también forma parte de una labor conjunta del Ministerio de Salud con el Ministerio de Educación: Desarrollar la capacidad de formar especialistas en regiones”, manifiesta Paris.

El impacto del déficit de especialistas y las medidas en curso

De acuerdo con el Presidente del IPSUSS, esta situación es compleja para los pacientes, porque al tener que buscar un especialista en otra región implica un mayor gasto en traslado, alojo y aumento del tiempo en las listas de espera, además de la disminución de la capacidad de resolución quirúrgica. En esa línea, el experto asevera que esto “afecta profundamente a los pacientes”, e incluso podría comprometer aún más su salud.

Jaime Mañalich señala que los centros asistenciales de alta complejidad con médicos especialistas solo pueden desarrollarse en grandes centros urbanos, debido a que en las zonas extremas del país no existe ni la infraestructura ni los recursos necesarios para un adecuado desarrollo. “No existe en el país un apoyo adecuado para que las personas de regiones puedan trasladarse y permanecer sin costo, cerca de lugares de alta especialidad. Asimismo, la medicina no especializada es poco evolutiva y surge una esperanza que las nuevas plataformas tecnológicas y de Inteligencia Artificial puedan ayudar a enfrentar este desafío, toda vez que las derivaciones desde la atención primaria son improcedentes en más del 30% de los casos”, agrega.

El Presidente del Colegio Médico, Patricio Meza, señala que desde el gremio junto al Ministerio de Salud, están desarrollando una mesa técnica que tiene como finalidad la captación y retención de médicos especialistas para el sector público, haciendo énfasis en las zonas donde existen mayores brechas.

“Estamos trabajando en esto y obviamente las causas de esta falta de descentralización son multifactoriales, y por eso al interior de esta mesa de discusión se están buscando las distintas alternativas de cómo poder abordar la situación. (…) Para que un especialista pueda trabajar en determinada región requiere infraestructura adecuada, necesita insumos adecuados, fármacos adecuados y un equipo de trabajo que le permita desarrollar adecuadamente su especialidad”, añade Meza.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios