Inicio » Facts » Equipo

Inseguridad en Chile y nuevas formas de operar de delincuentes: Los datos del problema y la mirada de especialistas

En comparación con el 2022, existe un aumento del 12% en homicidios en la RM.

Cerca de las 21:30 horas, el martes 16 de enero, las cámaras de seguridad captaron cómo una banda de cuatro sujetos asaltó con violencia a un grupo de pasajeros de los buses interurbanos en la capital del país. Se trataba de un bus que salió del Terminal San Borja en Estación Central con destino a Peñaflor, Padre Hurtado, Melipilla y Malloco. La forma de operar de esta banda consiste en que dos de los delincuentes se suben en un paradero y los restantes en uno más adelante. Esta es una nueva expresión de los altos índices de delincuencia que afectan al país.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno, las autoridades municipales y de las policías, en Chile, las cifras de inseguridad aumentan cada día. Por ejemplo, solo a pocas horas de iniciar el año nuevo, ya existía registro de más de seis homicidios en el país. De acuerdo con la cuenta pública de las cuatro fiscalías regionales de la capital, en el periodo entre el 16 de noviembre de 2022 y el 15 de noviembre de 2023, se evidencia un aumento en los delitos de mayor connotación social, como son los secuestros y homicidios en la Región Metropolitana.

FOTO_NUEVAS_FORMAS_DE_DELINQUIR

Según esta información, en comparación con el 2022, existe un aumento de 12 % en homicidios, 8 % en secuestros, 25 % en delitos económicos, 22 % en hurtos y 15 % en robos. Asimismo, también revelaron que desde la creación en noviembre del Equipo contra el Crimen Organizado y Homicidios (ECOH), ya se registran 82 causas con características de crimen organizado, y de estas, el 78% son homicidios y 22% secuestros.

En lo que va del 2024, el país ya registra más de una docena de homicidios que preocupan tanto a las autoridades como la ciudadanía, incluso, en la última encuesta Plaza Pública de Cadem, el 54% de los encuestados cree que es muy o bastante probable que pudiera ocurrir en Chile la situación que atraviesa Ecuador actualmente, producto del crimen organizado. Asimismo, el índice de la percepción de inseguridad alcanzó un nivel histórico y se ubicó en un 90,6%, según la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (Enusc) 2023.

La mirada de los especialistas

Pilar Lizana, investigadora de AthenaLab, explica que siempre que se implementen medidas, los índices de delincuencia van a disminuir. Sin embargo, señala que el riesgo de Chile tiene relación más bien “de fondo, en el sentido de que las medidas que se han tomado son bien puntuales, por ejemplo, Plan Calles sin Violencia o el despliegue de Carabineros; en ese sentido, lo que está faltando con urgencia para que realmente tengamos una solución al problema de seguridad, es mejorar, sin duda, la inteligencia”.

Lizana asegura que, para combatir el avance del crimen organizado, las autoridades necesitan “comprender el fenómeno delictual en su conjunto y entender cómo se mueven las bandas criminales, qué las motiva, cómo se organizan, porque o si no, no vamos a poder solucionar el problema. En este sentido, las medidas que se implementen van a quedar cortas”.

Asimismo, menciona que, para contener la crisis de inseguridad, las autoridades deben diseñar estrategias, estructuras “y generar realmente coordinación entre las instituciones, se necesita profundizar el sistema de inteligencia y poseer uno potente y real”.

Por su parte, Pedro Valdivia, Coronel (R) de Carabineros y consultor de seguridad, detalla que “(con) cualquier medida de prevención es estimable que puedan disminuir los indicadores, pero requiere que sean oportunas y contingentes. En ese sentido, estimo que están siendo tardías ante un fenómeno delictual que evoluciona día a día, aprovechando justamente la lentitud en la toma de decisiones y el permanente cuestionamiento político en un tema que es esencialmente técnico”.

Agrega que los verdaderos resultados de las medidas se verán reflejados en “la postergada encuesta Enusc que deberá entregarse en este primer semestre. Mientras tanto, tenemos claro que lo que disminuye son las denuncias y no los delitos reflejados, en que un 48% de las personas no están dispuestas a denunciar habiendo sido víctima de algún hecho delictual (encuesta FPC septiembre 2023)”.

En cuanto a la efectividad de las medidas, Valdivia señala que las que están actualmente apuntan a la contención y mitigación del fenómeno delictual, sin embargo, “dada las circunstancias de lo que hoy se vive, resultados inmediatos solo pueden producirse con medidas de control más masivas y eficientes. Para ello, sin duda, se requiere de recursos adicionales. Esos recursos son los que podrían aportarse con la participación de las FF. AA. en un Estado de Excepción que se aplique”.

¿Qué se espera para el 2024?

Lizana asevera que para el 2024, los índices de la delincuencia no se proyectan muy distintos al 2023, “se van a mantener los crímenes violentos, vamos a seguir viendo delitos; ajustes de cuenta, extorsiones y secuestros, ya que esto tiene que ver con la consolidación del crimen organizado nacional que está avanzando muy rápidamente. Aún no vamos a ver una disminución importante en cuanto a la crisis de seguridad y lo más probable es que el temor de la ciudadanía se mantenga muy alto”.

Por su parte, Matías Garretón, académico del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES), asegura que el crimen organizado ya está instalado en el país: “El crimen siempre va a existir y lo que se puede hacer es que esa criminalidad sea lo menos violenta posible. Lo que estamos viendo en estos últimos años es que han llegado bandas de otros países latinoamericanos que vienen con prácticas muy violentas y estas han sido copiadas por bandas locales, y eso ya no se revierte (…) No hay forma de volver atrás”.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios