Inicio » Facts »

La historia de la bandera de Chile y su importancia como símbolo patrio: ¿Qué implica vulnerarla?

A raíz de lo ocurrido en Valparaíso -que involucró directamente a la bandera chilena-, historiadores profundizan en su relevancia.

El sábado, ubicados en la Plaza La Victoria de Valparaíso, el grupo “Las indetectables” realizó una performance que consistía en “abortar el viejo Chile”. Para esto, se utilizó la bandera chilena en un escenario y, lo que se hizo con ella, desató todo tipo de reacciones de indignación en amplios sectores.

La vocera de gobierno, Camila Vallejo, dijo que “estos hechos no solo ofenden a nuestros símbolos patrios, sino que atentan contra niños, niñas y adolescentes, por lo que llamamos a no difundir el video”.

Por otro lado, la Secretaría General de Gobierno (Segegob) dio a conocer que la Subsecretaría de la Niñez denunció este hecho al Ministerio Público por vulneración a la niñez y, a su vez, considera condenar y llevar a cabo una querella por ultraje a un símbolo patrio, lo que está registrado en la Ley de Seguridad del Estado (LSE).

El origen de la bandera

Ximena Prado, historiadora y profesora magíster en Historia de la Universidad PUCV, dice que “Chile, durante su época colonial, se suscribió a lo que dictaba la corona, pero cuando empezó el proceso de independencia, se conoció la primera bandera, que es más conocida como la bandera de la Patria Vieja, de 1812”.

bandera-chile-1

Esta bandera predominaba bajo tres colores con franjas horizontales:

• Azul
• Blanco
• Amarillo

Prado explica que “después del triunfo de Chacabuco, en febrero del 1817 se inicia el periodo conocido como Patria Nueva, con el que se adoptaría la nueva bandera de Transición el 26 de mayo de ese mismo año”.

Las características de esta segunda bandera son:

• El diseño que se atribuye a Juan Gregorio de las Heras
• Estaba conformada por tres líneas horizontales con los colores azul, blanco y rojo
• Estos colores se basarían en los textos de Alonso de Ercilla referente a las tonalidades usadas por los militares
• Luego, se resignifica asegurando que, el rojo, sería la sangre de los héroes nacionales en el campo de batalla
• El blanco por la Cordillera de Los Andes
• Y el azul por el limpio cielo chileno

“Hay una bandera de Transición poco conocida que lleva los símbolos mapuches, especialmente en la estrella, que luego se modifica con la actual bandera, que habría sido propuesta por el ministro José Ignacio Centeno, aunque el diseño final terminó siendo del español Antonio Arcos”, finaliza Prado.

• Sin embargo, otros historiadores dicen que fue dibujado por Gregorio de Andía y Varela, pero el resumen del hecho, es que la versión final y actual, fue legalizada con el Decreto de Ley del 18 de octubre de 1817 en el Gobierno de Bernardo O’Higgins
• Esta bandera se usó públicamente por primera vez el 12 de febrero de 1818

Los principales cambios según la experta que se han visto en la bandera, han sido sobre:

• Diseño: especialmente los colores
• Variaciones respecto a la estrella

¿Qué implicancias trae vulnerar la bandera?

Para Prado, “en el tema de los símbolos patrios, lamentablemente con el tiempo las personas le han quitado transversalidad”, asegura, explicando que ciertos grupos -que no suelen ser representativos- se apropian de estos conceptos y lo tornan conflictivo, como lo ocurrido en Valparaíso.

Esto “le hace mucho daño, porque los símbolos tienen esa unidad y potencia nuestra historia e identidad a lo largo del tiempo”, indica, agregando que los símbolos patrios tienen la siguiente función en el país:

• Contar de dónde venimos
• Indicar hacia dónde vamos
• “El respetarlos, implica respetar la historia, lo que transforma aquella performance en un acto más grave aún”.

En el caso de Paulina Peralta, historiadora de la Universidad Católica y profesional de la Universidad Tecnológica Metropolitana, autora del libro Chile tiene fiesta. El origen del 18 de septiembre (1810-1837), “la bandera en sí y los escudos son conceptos con larga data. Las ideas que se nos hacen difíciles de expresar como país, son los mismos símbolos los que nos ayudan a representarlas”, asegura, explicando que se debe educar al país para que no se repitan estos patrones, ya que un acto así puede duplicar fácilmente otros peores.

Para la experta, estos casos de exposición a la bandera, tienen las siguientes consecuencias -dentro del marco negativo y positivo-:

• Apropiación
• El dar sentido de pertenencia a una comunidad
• Generar tensiones por diferencia de interpretaciones

“Tenemos que aprender a convivir con los símbolos, aprender a ser respetuosos e ir viendo cómo lo adaptamos en nuestra día a día”, dice Peralta, afirmando que es la única forma de tomarle peso realmente a la bandera, puesto que esta representa “la raíz” del país, más allá de que, en la actualidad, represente también la incertidumbre por el contexto político al que se enfrenta Chile.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios