Inicio » Facts » Equipo

Las preocupaciones de la ciudadanía: ¿Cuáles son las prioridades de los chilenos?

Expertos y sociólogos abordan resultados de últimas encuestas sobre temas que más preocupan a la población.

Según los resultados que han mostrado las encuestas en el último tiempo, como Criteria y Cadem, la ciudadanía ha expresado su preocupación por temas como la seguridad pública y delincuencia, la inflación, y la salud. Mientras, la nueva Constitución pareciera ir siendo cada vez menos importante para los chilenos, frente al resto de las urgencias sociales.

“Distintas encuestas, distintos sondeos de opinión, distintos análisis, coinciden en que hoy día la prioridad de los chilenos tiene que ver directamente con la satisfacción de necesidades básicas y en concreto, con temas vinculados al orden público y la necesidad de retomar su control, y reforzar la lucha contra la delincuencia”, asevera Claudio Alvarado, director ejecutivo del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES), centro de estudios independiente dedicado a la investigación y publicación en torno a temas públicos.

preocupacion-poblacion-1

¿Qué dicen los sondeos?

De acuerdo con la última encuesta Criteria (ver imagen), correspondiente al mes de septiembre, un 42% de la ciudadanía encuestada tiene como prioridad social el combate al narcotráfico y la delincuencia. En los siguientes lugares se encuentran:

• La inflación, con un 26%
• Aseguramiento de acceso universal a la salud (25%)
• Control de la inmigración ilegal (24%)
• Tan sólo un 17% priorizó la nueva Constitución como urgencia social, lo que posicionó esta materia en el octavo puesto

preocupacion-poblacion-2

Según la encuesta Cadem de octubre, el 61% de los encuestados respondieron como primera prioridad, que el Gobierno haga mayores esfuerzos en combatir la delincuencia, narcotráfico y el orden público. Le sigue la preocupación por la economía y la situación inflacionaria, posicionándose con un 35%, y luego la salud, con un 27%. Con respecto a la inmigración, se registra un 20%, y la nueva Constitución sólo alcanzó un 5%.

preocupacion-poblacion-3

“El tema de la Constitución es importante, pero no es urgente ni se siente como tal. Hay algo de realismo en eso, es decir, es soportable la situación con la misma Constitución, pero no es soportable tener que seguir sufriendo la delincuencia, que es cada vez más insoportable para las personas, y el temor va creciendo”, manifiesta Mauro Basaure, profesor de sociología de la UNAB e investigador del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

Además, Basaure asevera que también hay una gran preocupación por parte de la ciudadanía en materia económica, específicamente en el costo de vida, la carestía y el desempleo, y argumenta que esto se da en un escenario de alto pesimismo en torno al futuro de la economía nacional, con respecto al próximo año.

Por su parte, Claudio Alvarado (IES), asegura que distintos análisis, estudios, encuestas y plataformas de conversación ciudadana, han demostrado que existe un anhelo muy marcado de la ciudadanía por la generación acuerdos transversales de parte del sistema político.

¿Cómo ha sido la sintonía del Gobierno con las prioridades de la ciudadanía?

Aunque Claudio Alvarado reconoce la presencia de algunas señales positivas tras el resultado del plebiscito, como llegada de las ministras Carolina Tohá y Ana Lya Uriarte, junto con un mayor protagonismo que ha adquirido el socialismo democrático, sostiene que el Gobierno ha sido insuficiente a la hora de responder ante las necesidades ciudadanas.

En esa línea, el experto argumenta que el ejecutivo todavía no ha establecido medidas claras, o no da la impresión de que estén las medidas a la altura de las circunstancias para enfrentar los problemas de seguridad, orden público y economía. Además, el director ejecutivo del IES enfatiza que, a veces, hay señales equívocas aparte del propio gobierno.

“Pienso en lo que pasó con el TPP-11; en los mismos discursos del presidente, que a ratos parece haber comprendido parte del mensaje de lo que ocurrió en el plebiscito, y a ratos zigzaguea. Mientras el gobierno no transmita de modo inequívoco, categórico, que está jugado en cuerpo y alma, sin ambigüedades por la solución de las principales urgencias de la ciudadanía: delincuencia, orden público, tema económico, favorecer grandes acuerdos; la verdad es que su respuesta va a seguir siendo considerada insuficiente”, añade Alvarado.

Mauro Basaure asegura que la baja aprobación de la gestión de Gabriel Boric tiene que ver directamente con la sensación de que no se está haciendo lo necesario para tomar medidas frente a las preocupaciones de la población. También, enfatiza en que el Gobierno se encuentra a contratiempo y debe revertir todas las incoherencias con respecto a los dichos en contra de Carabineros y orden público, y tomar acciones concretas.

Además, el sociólogo explica, en base a conceptos teóricos, que cuando se instala la idea de que un gobierno es impotente frente a un tema, la evidencia, aunque sea positiva a favor de este, no necesariamente rompe esa creencia.

“Las creencias no necesariamente se rompen con evidencia, las creencias se autonomizan y funcionan por sí mismas. Es muy difícil revertir la impresión en torno al Gobierno, ya que esa impresión se reproduce por sí misma. Eso está instalado en la ciudadanía”, agrega Basaure.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios