Inicio » Facts » Equipo

Ley No Chat: La cifras que ha dejado la legislación en sus primeros meses en vigencia

Las infracciones por conducir hablando por celular sin manos libres, y por manipular un dispositivo u artefacto digital, subieron un 23,6% en un año.

Más de 8 mil infracciones se han cursado durante este año a conductores que manipularon un dispositivo electrónico o hablaron por teléfono móvil sin manos libres por parte de Carabineros. Las cifras preocupan a expertos dado que “no se nota una mejora respecto del año anterior”, -se registraron más de 16 mil infracciones- a pesar de la implementación de la Ley No Chat.

Según cifras de la Automatización de las Unidades Policiales (AUPOL) que fueron entregadas a la ONG No Chat:

• En 2021 se registraron 16.102 infracciones, de ellas 15.810 fueron por conducir hablando por celular sin manos libres, y 292 por manipular un dispositivo de telefonía móvil u artefacto digital.
• En el caso del 2022, se cursaron 8.246 infracciones hasta el 12 de junio, siendo 7.218 de ellas por conducir hablando por celular sin manos libres, y 1.028 por manipular un dispositivo de telefonía móvil u artefacto digital.
• Si se compara el mismo periodo entre el año anterior, y este, se produjo un aumento de 23,6%, al pasar de 6.676 infracciones totales a 8.246.

“Es preocupante porque no se nota una mejora respecto del año anterior”, dice Álvaro Miranda, director del Observatorio de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM). En la misma línea, el experto menciona que ahora “la ley sanciona con bastante dureza el uso de dispositivos electrónicos en la conducción y ha tenido un nulo impacto en las conductas de los conductores, (…) y eso es preocupante porque habla de que esto no es solamente un tema de fiscalización, sino que netamente de la conducción de los conductores”.

Las regiones con más infracciones cursadas este año por las dos conductas mencionadas anteriormente a la hora de conducir son:

ley-no-chat-cifras-1

• Región Metropolitana: 2.852
• Región de Los Lagos: 806
• Región del Maule: 797
• Región de Valparaíso: 683

La Ley No Chat

El 16 de marzo comenzó a regir la legislación que castiga a quienes chatean, miran su teléfono o manipulan un dispositivo móvil mientras conducen, con el propósito de mejorar la seguridad vial. La directora de la ONG No Chat y una de las propulsoras de la normativa, Claudia Rodríguez, menciona que “la principal causa de siniestros viales es conducir no atento, donde el uso y la manipulación del celular es la principal causa de ese ítem”.

Es por esto, que la legislación detalla que los conductores no pueden:

• Hablar por teléfono sin sistema de manos libres.
• Manipular la pantalla del celular, aun cuando esté en un porta celular.
• Llevar el teléfono en la mano.
• Enviar mensajes de texto o mensajes de audio.
• Tomar fotografías o grabar videos mientras conduce.

Además, la ley es categórica y no se puede utilizar estos dispositivos si se está en luz roja o detenido en el tráfico, solamente está permitido si el motor del vehículo está completamente apagado.

Para quienes cometan esta infracción, se les aplicará una multa entre 1,5 a 3 UTM, y se les suspenderá la licencia de conducir entre 5 a 45 días, pudiendo llegar a 90 días en caso de reincidencia.

Las consecuencias: Según Rodríguez, “en estos últimos cinco años, hemos tenido un aumento exponencial de los siniestros viales, con más de 27 mil siniestros el 2021 por conducir distraído”.

Las cifras de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset), revelan que en 2011 los fallecidos por siniestros causados por la “conducción no atenta a las condiciones del tránsito del momento” llegó a 82, mientras que en 2021 el índice alcanzó los 223 decesos. En esa misma línea, la directora de la ONG No Chat menciona que:

• “Conducir manipulando el celular aumenta la posibilidad 27 veces de ir distraído, duplica la probabilidad de atropellar un peatón y triplica la posibilidad de crear un siniestro vial”.

En cuanto a la implementación de la ley, las causas de las infracciones y las medidas que debieran ponerse en práctica para disminuir este incumplimiento, el director del Observatorio de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la UTEM, menciona lo siguiente:

• Mejores procesos de formación de conductores: “Los cursos de conducción de clase B deberían ser de mayor calidad, prolijidad y más difíciles de lo que son hoy, de manera de filtrar con mayor severidad quién puede conducir”.
• Educación vial: “Debería estar inserta en las instituciones educativas desde pre básica, básica y media”.
• Proceso de obtención de licencia más riguroso: “De esta manera las personas se sientan obligadas a hacer un curso, porque actualmente para obtener la licencia clase B, la ley no exige haber hecho un curso en la escuela de conductores, sigue siendo un acto voluntario. Si no queremos obligarlo, el examen debe ser tan riguroso y difícil, que la probabilidad de aprobarlo, sin haber efectuado un curso formal, sea tan baja que sea una muy mala idea”.
• Fiscalización automatizada: “No se puede fiscalizar de manera automatizada porque la Ley de Tránsito lo prohíbe, si se fiscalizara de manera automatizada sin la necesidad de que haya carabineros, eso ayudaría debido a los grandes problemas de seguridad pública que tenemos con los asaltos, portonazos y encerronas. Conducir y chatear por celular es un mal secundario, y las policías intentan poner el foco en la prevención en los delitos de mayor connotación social”.
• Bluetooh obligatorio: “Debiéramos incorporar la conexión bluetooth o de manos libres al interior de los vehículos como un elemento obligatorio, porque hoy se puede comercializar un automóvil que no tenga este tipo de conexión con el celular. Entonces cuando estamos permitiendo que se comercialicen vehículos, sin la capacidad tecnológica de poder conectar el celular al auto para poder recibir una llamada, o cosas básicas, de alguna manera estamos incentivando a las personas a que utilicen su dispositivo móvil”.

El prefecto de la Prefectura Técnica y Seguridad Vial O.S.2 de Carabineros, Fredy Vergara, señala que uno de los problemas a la hora de fiscalizar es que la conducta se realiza en el interior del vehículo, y al realizar un control vehicular “se instalan dispositivos de seguridad del entorno, como conos reflectantes, y se le indica al conductor que se haga a un costado para ser controlado. En todo ese intento, el conductor podría dejar de cometer la conducta infraccionaria y no ser sorprendido”.

En esa misma línea, el carabinero señala que esto se “evitaría o aumentaría la cantidad de conductores sorprendidos realizando esta maniobra antireglamentaria, si la fiscalización no fuese presencial y se incorporara tecnología en el procedimiento. (…) De esta manera no se pone en sobre aviso al conductor”. Sin embargo, Vergara enfatiza que más allá de que Carabineros fiscalice a los conductores, son ellos quienes deben “cambiar la conducta y la cultura”, ya que va mucho más allá de la generación de una norma.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios