Inicio » Facts » Equipo

Los riesgos del uso de vaporizadores y las sustancias nocivas que afectan la salud de los jóvenes

Especialistas advierten que, pese a ser promocionados como una alternativa menos dañina, igual presentan temas muy complejos.

De acuerdo con el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), en Chile se producen 52 muertes diarias producto del tabaquismo y la edad de inicio de este hábito suele ser a partir de los 13 años. Asimismo, según la última Encuesta Nacional de Salud (ENS), el 40,6% de la población adulta fuma regularmente, una cifra que posiciona a Chile como el primer país fumador de Latinoamérica, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, existe un descenso en las cifras de consumo de tabaco en los últimos diez años. Pero ha aumentado el uso de cigarrillos electrónicos y a principios de mes, el Senado aprobó una nueva ley que regula la venta, publicidad y consumo de los vaporizadores. La nueva regulación busca igualar los vapers con el tabaco, y estos dispositivos deberán responder a las mismas exigencias de distribución y comercialización del cigarro. Por ejemplo, está prohibida la venta para menores de edad y se limita su uso en lugares públicos. No obstante, la normativa aún no ha sido promulgada y las consecuencias de su uso plantean “serias preocupaciones para la salud”, asevera Sebastián Ugarte, director del programa de Especialización en Medicina Intensiva de la UNAB y jefe de Unidad de Paciente Crítico (UPC) de Clínica INDISA.

Bajo este contexto, la Agrupación Chile Libre de Tabaco advirtió que en las últimas semanas se han registrado, al menos, dos casos de jóvenes con graves daño pulmonar producto del consumo de cigarrillos electrónicos con líquidos derivados de la marihuana, como aceite de cannabis. Según consigna El Mercurio, uno de los casos corresponde a un adolescente que tras vapear aceite de cannabis sufrió un grave daño pulmonar que ocasionó su hospitalización, donde estuvo bajo observación médica y con ventilación mecánica por varios días en el Instituto Nacional del Tórax.

Efectos sobre la salud

vaporizadores-riesgos-1

A diferencia del tabaco, los vaporizadores permiten incluir una cápsula líquida de sabores, y sin conocer sus graves consecuencias, algunos jóvenes introducen aceite de marihuana, lo que ocasiona problemas aún más severos para la salud. En general, según explica Ugarte, el vapeo conlleva múltiples riesgos, en los cuales destacan:

• La generación de partículas perjudiciales en el cuerpo.
• Exposición a productos químicos como nicotina o Tetrahidrocanabinoides (THC) que puede afectar el cerebro y cambiar el estado de ánimo.
• Adicción potencial.
• Diversas enfermedades que incluye EVALI (Lesión pulmonar asociada al cigarrillo electrónico).
• Peligros de inhalación de productos no regulados.
• Riesgos cardiovasculares.

“A pesar de ser promocionados como una alternativa más segura al tabaco, los dispositivos de vapeo plantean serias preocupaciones para la salud. Es crucial considerar estos riesgos si están pensando en su uso. Es importante saber que el vapeo está en aumento entre los jóvenes. Según una encuesta, más de 5 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria en EE.UU. habían usado cigarrillos electrónicos en el último mes, y casi 1 millón de usuarios jóvenes utilizan cigarrillos electrónicos a diario y 1,6 millones los utilizan más de 20 veces al mes. Varios expertos y numerosos estudios han advertido que la exposición a la nicotina durante la adolescencia puede provocar adicción y daños a largo plazo en el desarrollo neurológico. De hecho, los vapores inhalados en los cigarrillos electrónicos están relacionados con enfermedades pulmonares, e incluso, muertes”, comenta el experto.

Asimismo, al utilizar vaporizadores se inhala una combinación de propilenglicol, glicerina vegetal, saborizantes originalmente diseñados para su consumo como alimentos, y nicotina. Además, estos elementos se calientan dentro de los dispositivos de vapeo y esa reacción es capaz de transformar las sustancias químicas en unas “potencialmente peligrosas”, según explica Ugarte.

Por otro lado, al no ser un producto regulado, tal como comenta Ronald Reid, broncopulmonar y académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, cada productor decide los ingredientes que estime conveniente y los que podrían tener un efecto inflamatorio directo sobre los pulmones, afectando a muchos pacientes jóvenes que desconocen las consecuencias.

Los vaporizadores han sido promocionados como una opción menos dañina para la salud. Sin embargo, los estudios citados por especialistas han demostrado que las consecuencias pueden ser las mismas que el fumar tabaco o, incluso, peores. Porque la diferencia no reside en si tiene o no presencia de nicotina u otros derivados como aceite de cannabis, más bien, se trata, según explica Reid del “resto de sustancias químicas coadyuvantes que están dentro de la solución que se vaporiza”. Por su parte, Fernando Torres, toxicólogo y Director de la Escuela de Química y Farmacia de la UNAB menciona que los efectos de vapeo de marihuana pueden variar según la concentración de THC, la frecuencia de uso y la susceptibilidad individual. No obstante, su uso diario está contraindicado para conseguir una buena salud.

Además, las consecuencias no solo afectan a los usuarios activos, sino también a las personas que inhalan el humo a su alrededor: “Hay estudios clínicos que han encontrado que las personas que usan estos dispositivos electrónicos y que están con otras personas alrededor, estando expuestas a este aerosol durante 30 minutos ya informan síntomas respiratorios y oculares con irritación de garganta que persiste más allá, incluso, después de haber estado expuesto a cercanía de estos aerosoles”, asevera Guacolda Benavides, médico broncopulmonar y jefa del programa de Cesación de Hábito Tabáquico del Instituto Nacional del Tórax.

La nueva ley

El Senado aprobó la normativa que regula la venta, publicidad y consumo de los SEAN (sistemas electrónicos de administración de nicotina y SESN (sistemas electrónicos sin nicotina)) con la intención de lograr una defensa en la salud de la población. La ley no ha sido promulgada, pero plantea, en términos generales las siguientes regulaciones, según datos entregados del Ministerio de Salud:

• Incorporar en todos los productos una advertencia sanitaria específica para dispositivos electrónicos.
• Prohibición de consumo en lugares cerrados de uso público, con excepción de los dispositivos definidos como terapéuticos.
• Fiscalización a través de sumario Sanitario.
• Restricción de edad mínima para adquirir estos productos.
• Restringe la venta a menos de 100 metros de establecimientos educacionales.
• Establece la prohibición de reclamos no comprobados, como por ejemplo su uso en el tratamiento del tabaquismo.

No obstante, y a pesar de buscar su regulación, es una práctica normalizada causante de enfermedades pulmonares. Por lo menos, según añade Ugarte, “los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos activaron una investigación de emergencia (…) Y notificó más de 2.409 casos de pacientes hospitalizados y 52 muertes confirmadas. Al menos otros cinco países han iniciado investigaciones para identificar casos de lesiones pulmonares relacionadas con el uso de estos productos”.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios