Inicio » Facts » Equipo

Reforma Tributaria en tiempos de crisis: Las miradas sobre su aplicación ante una recesión técnica

Abogados y economistas abordan la situación económica, repasando las cifras en torno a la carga impositiva.

Esta semana, el Ministerio de Hacienda planea ingresar los 27 cambios estipulados para la Reforma Tributaria a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados. Algunas de las modificaciones contemplan la independencia entre los impuestos personales al capital y al patrimonio. Estas medidas provocarán que la carga tributaria anual (contribuyente) sea equivalente a la suma de todos los impuestos.

El Presidente de la República, Gabriel Boric, se refirió a la reforma y afirmó que “es una reforma ambiciosa, pero que está siendo trabajada en conjunto con diversos sectores, para poder generar un crecimiento que sea más equitativo y con una distribución más justa de la riqueza”.

¿En qué situación tributaria se encuentra el país actualmente?

Según Víctor Salas Opazo, académico del Departamento de Economía de la Universidad de Santiago de Chile, la carga tributaria del país es una de las más bajas de la OCDE, y argumenta que el informe “Tax Policy Reviews: Chile 2022” expresa que:

• En 2019 estábamos en niveles de 20,7% del PIB, mientras que, en torno a los impuestos, la media OCDE es de 33,8%.
• En 2021, el IVA representaba el 50,2% de los ingresos tributarios, mientras que los impuestos a la renta eran 40,7% del total, situación que se ha mantenido en el último decenio.

ref-tributaria-en-crisis-1

Cristián Bay-Schmith, socio de Bay-Schmith Abogados y experto en Derecho Tributario, afirma que en poco más de una década (a causa de las sucesivas reformas), la tasa del impuesto corporativo en Chile ha subido casi un 60%, y casi todos los impuestos se han incrementado de manera considerable.

“Estas sucesivas reformas han hecho que, aunque Chile no sea el país más caro para invertir si se compara con la OCDE, su atractivo desde el punto de vista tributario ha bajado muchísimo, lo que no ha logrado ser compensado por otras cosas que podrían atraer inversión, como sería, por ejemplo, la estabilidad política”, asegura Bay-Schmith.

El académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, Víctor Valenzuela, hace hincapié en que, para analizar la situación tributaria hay que examinar primero el gasto fiscal, y asevera que “no todo el gasto se financia con los impuestos”.

Ante esto, argumenta que se ha acudido a deudas y fondos soberanos para el financiamiento durante los años de pandemia. Con respecto a la reforma tributaria, el economista señala que el Gobierno está pensando aumentar el gasto en algo más del 4% para 2023, pero que en realidad está cayendo por cerca del 25%, debido a la eliminación de las ayudas del Estado en pandemia.

¿Es viable la implementación de la Reforma Tributaria en medio de una crisis económica?

De acuerdo con Víctor Salas Opazo, el país está enfrentando una recesión técnica, y explica que se debe a:

• La disminución de la actividad productiva en los trimestres seguidos
• La caída del Imacec en el primer trimestre (enero-marzo de 2022) en -0,4%, y en el segundo trimestre (abril-junio) vuelve a caer en -0,2%.

Frente a esto, proyecta que es probable que Chile experimente una serie de caídas en los trimestres siguientes, llegando a una tasa de crecimiento de alrededor del 1,5% a fin de año, pero advierte, “siempre que la recesión internacional no se desate antes y no lo haga con fuerza”. En ese contexto, Salas manifiesta que es complicado conseguir aprobaciones políticas para una reforma tributaria.

Para Trinidad Fernández Gurruchaga, profesora de Derecho Tributario de la Universidad Católica, uno de los principales impactos negativos que genera el proyecto de reforma tributaria, de cara a su potencial aprobación, es “la sensación de incertidumbre jurídica y falta de estabilidad institucional”. Y enfatiza que ambos elementos son fundamentales para el desarrollo económico del país, argumentando que la inversión, y consecuente crecimiento económico, “requieren como mínimo contar con reglas claras”.

Además, la abogada manifiesta que, aunque esta reforma busca lograr una mayor recaudación que sustente el gasto público, su efecto podría ser contraproducente. “Al cambiar nuevamente las reglas del juego (las cuales han estado en constante cambio en los últimos 8 años), se frena el crecimiento y se desincentiva la inversión, generando como consecuencia un déficit en la recaudación”, añade.

Víctor Valenzuela asegura que la recesión para el año 2023 es un hecho, y que, si bien las reformas tributarias rara vez son buenas para el crecimiento económico, estas siempre generan un freno, debido a la incertidumbre en su discusión y a las correcciones luego de ser promulgadas. Ante esto, el economista asegura que, durante una recesión, es el peor momento de implementarla si no va de la mano con medidas de reactivación paralelas a una ley que incluya incentivos al ahorro e inversión.

¿Qué efectos generaría esta reforma? ¿Quiénes se verían afectados?

De acuerdo con el economista Víctor Salas Opazo, la Reforma Tributaria produciría:

• Mayores impuestos a los más ricos, a la actividad minera y a los sectores medios de altos ingresos
• Un desincentivo a la inversión privada
• Crecimiento aún más lento

Para el académico de la UNAB, Víctor Valenzuela, los principales afectados serían: el sector minero, debido al aumento de la tasa efectiva de impuestos vía royalties, y el mercado de capitales a causa de cambios en impuestos a los dividendos. Con respecto al resto de los afectados, se verán comprometidas las empresas que cuentan con inversiones en activo fijo, las cuales hacen “depreciaciones que generan pérdidas de arrastre acumuladas”, y que ahora no podrán usar el total del crédito por este concepto.

“Por último, hay un efecto en todas las empresas vía aumento del costo de mano de obra, que se junta con la reducción de la jornada y los mayores costos que traería la reforma de pensiones”, añade Valenzuela.

¿Qué esperar en torno a la aplicación de la reforma en tiempos de crisis?

Víctor Salas manifiesta que todo acuerdo de alza de impuestos en períodos de baja productividad generará bajos rendimientos tributarios, y enfatiza que esto debe ser tomado en cuenta tanto, para este año, como para el próximo en que se proyectan tasas negativas de crecimiento, entre -1,5% y 0,5%.

“El año 2022 ya está jugado, la reforma pasará un tiempo en discusión eventualmente para entrar en 2023, justo el año de la recesión. Eso hace presumir que los objetivos de recaudación no se alcancen y ocurra algo similar a la última reforma”, proyecta el economista Víctor Valenzuela.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios