Inicio » Facts » Equipo

Sofisticación del crimen organizado: ¿Qué focos debieran considerarse para hacerle frente?

Expertos revisan la preparación avanzada de las bandas y cómo las autoridades pueden actuar con el objetivo de anular sus acciones delictuales.

La mañana del jueves un grupo de delincuentes con fusiles de alto poder asaltó un banco en Quilicura y consiguieron llevarse $20 millones. No fue un robo cualquiera, porque, aparte de las armas utilizadas, quemaron tres vehículos para facilitar su escape, usaron un bus del transporte público para conseguir su objetivo y, en una muestra más de su planificación, instalaron una cuerda de acero en una de las calles cercana al centro comercial, como otro elemento más para concretar su huida.

La policía tuvo que acudir a un helicóptero en el operativo de búsqueda que, pese a los preparativos y planificación realizados por los delincuentes, terminó con seis individuos detenidos. Entre ellos, se encontraban chilenos y extranjeros.

Valentina Avendaño, Coordinadora Programa Reformas a la Justicia UC, aborda si las policías chilenas están realmente preparadas para combatir este tipo de delitos: “Las policías se encuentran constitucionalmente mandatadas a garantizar el orden y la seguridad pública. En otras palabras, pueden y deben hacer frente a cualquier amenaza en este ámbito”, dice.

“Todo esto es muy relevante, considerando el incremento en el uso de violencia y mayor poder de fuego a la hora de cometer ciertos delitos, por lo que nuestras policías deben adaptarse a este nuevo escenario”, comenta Avendaño.

crimen-organizado-1

Para hacerlo, se requiere fortalecer los siguientes puntos, según la experta:

• Garantizar una mayor y mejor formación para los uniformados.
• Más y mejor uso de tecnologías.
• Nuevas estrategias que permitan prevenir los delitos y no simplemente reaccionar ante ellos.

Al respecto, Avendaño asegura que “las policías han realizado diversos esfuerzos al respecto, pero todavía son insuficientes. Por ejemplo, al interior de Carabineros existen críticas relativas a la falta de formación continua”.

En este sentido, para la coordinadora urge contar con un sistema de formación continua, el cual ayude a tener una preparación efectiva en diversos aspectos prácticos de la función policial, tales como capacitación en defensa personal y uso correcto de armas, lo que podría representar una base para la solución de este conflicto.

Mejoras

Para avanzar en materias de tecnología, Avendaño explica que “ante todo, resulta indispensable identificar cuáles son las reales capacidades con las que cuentan hoy las instituciones”.

Dicho lo anterior, es fundamental trabajar en la vigilancia basada en evidencia, puesto que esto trae ventajas según la experta, tales como:

• Facilitar la elaboración de modelos predictivos de criminalidad, mediante el uso de tecnologías, como por ejemplo el Big Data Analysis.

Como complemento, Rubén Lozano Gómez, perfilista criminal y Director Pericial de Forensis (Centro de Servicios Forenses), concreta que “más que sofisticación, se da cuenta de que las bandas están copiando lo que ocurre en otros lados, en ese sentido, se podría decir que las policías no están preparadas para ese nivel de violencia”.

¿Combatir a los delincuentes?

Es por es que, para hacerles frente, se requieren mejores medidas de seguimiento y de prevención, puesto que la confrontación directa es una mala opción, según Lozano.

“Se tienen los recursos, pero no se han empleado como deberían hacerlo. En ese sentido, no se han quedado atrás, es solo que se han visto sobrepasadas por un nivel de violencia que hasta hace poco era ajeno a la delincuencia nacional”, explica el experto.

Al respecto, recomienda que, para actuar ante estas situaciones, es preciso considerar:

• Drones y cámaras para el proceso.
• No intentar persecuciones ni tiroteos, ya que se elevan demasiado las posibilidades de que alguien ajeno al hecho resulte lesionado.
• Mejorar la forma en que se aísla y se encapsula a los grupos delictivos también es efectivo.

Proyecciones

Según estadísticas del Centro de Estudios y Análisis del Delito (CEAD), durante el 2022 se tiene el registro de los siguientes delitos violentos:

• Infracción a ley de armas: 6.778.
• Hallazgo de armas o explosivos: 265.
• Porte de armas: 3.377.
• Tenencia ilegal de armas o explosivos: 578.
• Robo frustrado: 4.755.

Pilar Lizana, investigadora de Athenalab -Centro de Estudios que se dedica a investigar temas de seguridad y defensa-, comenta que “sobre el número de policías, es importante también entender si más policías implica necesariamente resultados exitosos”, en referencia a la cantidad de delitos y necesidad de combatir este problema.

Para la experta, si no hay una estrategia política que venga del Ejecutivo, no se sabrá cuáles son las amenazas, vulnerabilidades o debilidades. Es importante tener guías para entender la base del problema y así saber en qué secciones proyectar más recursos. Sin embargo, hasta ahora esto se desconoce y no se pueden evaluar las capacidades, según Lizana, sin entender a qué deben enfrentarse, por lo que el Gobierno debería actuar para obtener resultados en el corto plazo.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios