Inicio » Feng Shui » Equipo

¿Cómo afecta un baño en la energía o chi de una casa?

La ubicación del baño puede tener efectos impensados. Por eso, es muy relevante manejar información sobre lo que se relacione con esta importante habitación de la casa.

En general, todos los baños son lugares de drenaje de energía ya que tienen una función básica: eliminar los desechos humanos a través del lavabo, la bañera, la ducha y el w.c. Cuando están los desagües abiertos, el chi que fluye por esa zona y sus alrededores tiende literalmente a escaparse por ellos. El w.c. resulta más problemático al tener una mayor abertura. Al estar abierto es un símbolo potente de energía y dinero que se pierde y se desperdicia cada vez que se descarga. Para minimizar esta pérdida, se recomienda mantener la puerta del baño y la tapa del w.c. siempre cerradas.

La ubicación del cuarto de baño repercute en toda la casa, pues además de constituir un lugar de limpieza donde el agua entra y sale, es una fuente de malos olores y desechos. Es por esto que en la  distribución de  una casa  es necesario evitar ciertos errores comunes que he visto en mis asesorías y que provocan graves conflictos familiares, de pareja y problemas de salud.

Baño energía

Foto: Decoratrix.com

La ubicación del cuarto de baño repercute en toda la casa.

Como recomendaciones, tenemos:

  • Evitar ubicar un baño en el segundo piso justo encima de la puerta principal, ya que energéticamente estamos tirando todos los desechos hacia la puerta de acceso por donde entra el chi de sus habitantes a la casa.
  • No ubicar un baño en un piso superior justo encima de la cocina, ya que genera problemas de salud según sea la ubicación cardinal  de dicho baño.
  • Evitar colocar un baño, en específico el w.c., sobre alguna cama, en el caso de una vivienda de dos o más pisos. El w.c. es el artefacto de mayor drenaje energético en un inmueble.
  • No ubicar un baño frente a la puerta principal para que la energía al entrar no se vaya inmediatamente por el baño. En caso contrario mantener la puerta cerrada del baño y ubicar algún biombo o elemento decorativo como una planta entre la puerta de entrada y la puerta del baño para que la energía se disperse y circule hacia otros sectores de la casa.
  • Evitar  tener la cabecera de la cama contigua al muro que lleva los drenajes de los artefactos del baño, ya que afectan directamente a la energía de las personas que reciben durante la noche. En este caso, es mejor orientar la cama hacia otro muro.
  • Por último, en el caso que se esté construyendo una casa, se debe evitar ubicar los baños en sectores que sean energéticamente beneficiosos para residentes, como son el sector de prosperidad, de salud, relaciones familiares o de pareja. La consecuencia de ubicarlos en estos sectores, pueden generar conflictos de salud, de pareja, dificultades con la maternidad y problemas para generar dinero.

El sector noreste, en el hemisferio sur, representa el área de riqueza y prosperidad en una casa, por lo que no es recomendable tener un baño en este sector ya que afecta directamente a las finanzas de los residentes. Para contrarrestar este problema, es necesario tener la puerta del baño cerrada, como también la del W.C., y preocuparse de mantenerlo impecable y ventilado, colocar algunas plantas y objetos de decoración de madera o de color verde, lila o morado como en las cortinas, toallas, etc., además de los paliativos que se sugieren al hacer una asesoría de Feng-Shui.

En el caso que en su vivienda existan problemas con respecto a la ubicación de los baños, en Feng-Shui se han desarrollado medidas correctivas que solucionan en gran medida estos problemas, pero que son complejos de enfrentar en este artículo y requieren de una asesoría integral de Feng-Shui.

El sabio dicho que “en casa de herrero cuchillo de palo”, me pasó la cuenta. En el mes de diciembre, de hace algunos años, me enfermé con faringitis por dos semanas, cosa inusual en mí ya que tengo buena salud. Lo extraño es que a pesar que me cuidaba, tomaba remedios  y me preocupaba de no pasar frío, el dolor de garganta no se me pasaba con nada. Sospechosamente pensé que algo andaba mal en mi casa y comencé a revisar cada sector. Me sorprendí encontrar la tina del baño de servicio con 20 centímetros de agua y con una capa de moho flotando. ¡Quizás hace cuánto tiempo estaba esa agua estancada ahí! y más encima ¿cómo se llenó? A penas vi este desastre, saqué todas las cajas que tenía ordenadamente almacenadas en dicha tina, boté toda el agua, lavé con cloro desinfectando cuanto moho encontraba. Dejé impecable el baño y lo curioso es que al día siguiente ya no me dolía la garganta.

Pueden pensar que es sicosis o una locura por mi parte, pero si empiezo a analizar la situación, el sector donde se ubicaba este baño era en el área de salud de mi casa y a quien afectaba era directamente a mi persona. Era cosa de sumar dos más dos.

Más sobre Feng Shui

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X